Grupo Volkswagen cierra por dos semanas sus plantas en Europa

Inicialmente, las plantas afectadas desde este jueves son las de Wolfsburgo, Emden, Dresde, Osnabrück, Zwickau, Bratislava, Palmela y Pamplona.

Para evitar la expansión del coronavirus entre todos sus trabajadores, la empresa alemana ha decidido suspender gradualmente la producción en sus plantas europeas, una medida que también afectará a las fábricas de componentes del Grupo Volkswagen. Tanto la rápida disminución de la demanda en los mercados como la acelerada infección del Covid-19, sin olvidarnos de las medidas tomadas por las autoridades de varios países europeos, han propiciado esta decisión.

En un principio, se espera que las plantas de la entidad germana permanezcan cerradas durante dos semanas. Para todas aquellas que estén asentadas en suelo alemán y se hayan visto afectadas por esta pandemia, las medidas se aplicarán desde este próximo jueves, al finalizar el turno de tarde. Además, a partir de hoy, los comedores de la empresa, tiendas de autoservicio, cafeterías, bares, restaurantes y servicios de catering estarán cerrados. Todas las reuniones se realizarán por vía telemática y los eventos importantes han sido cancelados.

nicialmente, las plantas afectadas son las de Wolfsburgo, Emden, Dresde, Osnabrück, Zwickau, Bratislava, Palmela y Pamplona.I

Además, se aplica protección especial a los empleados con riesgos especiales para la salud como resultado de afecciones preexistentes que afectan el corazón o los pulmones y a los trabajadores con sistemas inmunes debilitados, entre otros. Por otro lado, todo el personal que regresa a Alemania desde otros países después del 14 de marzo se les prohíbe, con efecto inmediato, ingresar a los sitios de la planta y otras instalaciones de Volkswagen durante el período de incubación de 14 días hábiles.

Para tratar de contener la expansión del coronavirus la marca apostará por el teletrabajo, el cual, como principio general, es posible hasta cinco días por semana. Las medidas también incluyen una cancelación en los viajes de negocios, para todas las plantas y también a otros países, incluyendo los vuelos internos en Alemania.

En palabras de Ralf Brandstätter, director de operaciones de Volkswagen: "La propagación del coronavirus en Europa está teniendo cada vez más un impacto adverso en la situación de la demanda. Al mismo tiempo, cada vez es más difícil suministrar a nuestras plantas piezas de terceros. Por esta razón, hemos decidido reducir la producción de manera coordinada desde el final del turno de tarde del jueves. Estamos convencidos de que esto también beneficiará a nuestros empleados, que están cada vez más preocupados por la propagación del virus”.