Hernán Buezas y Mauricio Quiroga se entrenan a la espera del regreso a pista

El bahiense y el sanjuanino emplean todos los recursos disponibles para mantener se preparación durante la cuarentena.

Hernán Buezas y Mauricio Quiroga son protagonistas de distintas categorías del Superbike Argentino y ambos atraviesan de diferente manera el parate que generó la pandemia del coronavirus en el motociclismo nacional.

Antes de que se cancelará el inicio de la temporada, Buezas ya estaba recuperado de la fractura de clavícula que sufrió durante un entrenamiento que realizó en San Juan en febrero. Sin embargo, el piloto de Super Sport 600 se quedó con las ganas de acelerar en Buenos Aires y luego se produjo la pausa por la expansión del virus.

“La cuarentena nos tiene completamente paralizados en lo deportivo, desde mi lesión no tuve más contacto con la moto. La recuperación fue a lo ‘Marc Marquez’, término que está en boga y es aplicable porque estaba totalmente recuperado  para la primera fecha en Buenos Aires, llegaba perfectamente y con muchas ganas”, manifestó el hombre del Van Keulen Racing.

En torno a su entrenamiento, el oriundo de Bahía Blanca avanza en el aspecto físico y tiene la intensión de girar en el remozado escenario “Ezequiel Crisol” cuando sea posible. “Vengo entrenando físicamente con mucha continuidad, tengo una rutina semanal que voy llevando regularmente y que ha mejorado mi rendimiento. Sólo resta tener contacto con la moto y para eso me traje a Bahía el R3 para prácticas. Es una moto muy exigente, que necesita un gran bagaje técnico y para un circuito como el local, es ideal. Cuando sea posible llevaré a cabo entrenamientos con una frecuencia de hasta dos veces por semana”, detalló.

Además, Buezas remarcó el trabajo de la estructura de Roberto Van Keulen durante esta pausa deportiva. “Estamos expectantes, el equipo sigue funcionando, sin actividad, pero con las motos listas, repasadas y puestas al día. Esta todo en condiciones a la espera de tener la autorización para salir a girar. La única incertidumbre que manejamos por el momento es saber si se cambia o no el proveedor del neumático”, puntualizó.

Por su parte, Mauricio Quiroga se vio beneficiado con la habilitación de los ensayos en el circuito de El Villicum. El sanjuanino y el OMA Team capitalizan cada una de las pruebas en pista para poder estar a tono cuando se inicie el campeonato.

“El parate que tuvimos con la cuarentena nunca me imaginé que iba a ser tan largo. Al pasar los días uno tomó conciencia de todo este tema de la pandemia y debemos hacer caso y cuidarnos. Además tuve que resignar todos los planes que tenía en lo deportivo”, explicó Quiroga

Y agregó: “Agradezco a la Secretaria de Deportes de San Juan que nos designó un entrenador y así pudimos realizar los entrenamientos a través de Zoom, con deportistas de distintas disciplinas del motociclismo, velocidad, motocross y enduro”.

En tanto, el cuyano contó lo que fue el primer contacto con la moto después de tanto tiempo de inactividad. “De a poco fueron habilitados los deportes en la provincia. Empecé a hacer mucho ciclismo, que es algo que también me apasiona y lo complementaba con ejercicios en mi casa. Luego habilitaron el autódromo y tuvimos el primer entrenamiento. Fue un lujo poder entrenar en un autódromo mundialista. Se sintió maravilloso tener contacto con la moto, lo disfruté muchísimo. La verdad que anduve bastante rápido en la pista, ni yo me lo esperaba. Giramos rápido y eso nos entusiasma”, comentó.

Por último, Quiroga señaló que este sábado volverá a salir a pista. “Hoy tenemos el segundo entrenamiento, ya que estos se realizan cada 15 días. Vamos a tratar de ir afilando y dejando todo lo mejor posible para el momento que nos toque volver. Ya sea este año o el año que viene, queremos estar lo más competitivos posible. Intentaremos luchar por el campeonato en la categoría R3 Cup. Estos son los planes a nivel nacional y después buscaremos continuar con nuestras proyecciones a nivel internacional”, finalizó.