José Ciantini: “En esta crisis, el automovilismo debería unirse”

“Bocha” Ciantini pasó por Carburando en Casa: habló de la pandemia, la crisis dirigencial en el país y su relación con Fangio. Mirá la entrevista:

“Estoy atravesando esta situación, que es muy difícil para todos. Desde lo mental, más allá de lo económico. Tengo la suerte, pese a las complicaciones, de seguir trabajando, de ser de los esenciales por participar en la cadena alimentaria. Pero es difícil acomodar la cabeza, la falta de libertad para moverse, para encontrarse con los seres queridos. Uno espera el fin de semana para hacer las actividades que le gusta, el fútbol, el automovilismo”, comentó José Ciantini, el ex piloto de Balcarce, que pasó por el programa Carburando en Casa.

Sobre la particular realidad que vive el automovilismo nacional, que se encuentra estancado desde el 15 de marzo producto de la cuarentena a raíz de la pandemia por el Covid-19, “Bocha” Ciantini indicó: “Todas las crisis generan oportunidades, y el automovilismo si pensara en grande debería aprovechar para unirse y para tener una actividad más organizada. Los entes fiscalizadores deberían trabajar junto con los presidentes de las categorías para ordenarse”.

 

Ciantini fue más allá: “El entusiasmo para que el automovilismo vuelva nos quita la vista del panorama que se viene. El universo publicitario que permite mover al automovilismo se ve afectado, al igual que las empresas y automotrices que están en las distintas categorías. Hay un recurso que está faltando, y es el tiempo para este año”.

Y especificó cuál sería el camino ideal para tratar de superar esta crisis: “Debe haber una buena organización, no se debe dar la superposición de fechas porque afectaría a mucha gente. Y habría que estudiar la parte económica para que las categorías puedan ofrecer el mismo espectáculo que lo hacían con la misma cantidad de autos”.

La mirada de Ciantini no sólo se limita a los padecimientos del automovilismo: “El deterioro dirigencial que hay en este país a nivel político llegó al deporte. A veces no somos todo lo unido que deberíamos ser. Están los intereses. El automovilismo es un poco el reflejo de la sociedad que tenemos. Pasa con el fútbol y con el deporte en general. Uno mira y piensa que algunos deportes volvieron a los entrenamientos, otros no. No es sólo un problema del automovilismo que no haya una conexión dirigencial. Pasa en todos lados lamentablemente”.

Más allá del presente, Ciantini destaca la enorme fortuna de haber mantenido una relación con Juan Manuel Fangio, el quíntuple campeón de Fórmula 1 y coterráneo de él: “Tuve la suerte de haber nacido en Balcarce y tener un vínculo con Juan Manuel Fangio y tener charlas mano a mano con él. Sin dudas la figura de Fangio fue inspiradoras de muchos de los que hacemos este deporte. Fue el más distinto y fuera de lo normal que he visto. Por su capacidad pero a nivel intelectual. Veía las cosas de la vida, más allá del automovilismo, muy notoria, con una visión muy por encima de lo que los normales pensamos. Ahí uno se da cuenta por qué logró lo que logró”.

Y destacó: “Durante toda mi carrera vi pilotos que se destacaron en diferentes condiciones. La plenitud del Gurí Martínez y sus picardías y sus capacidades conductivas, por ejemplo. Cosas del Flaco Traverso muy notorias, que para los normales era muy difícil hacer lo que él lograba, por capacidad. Más allá de pelearle mano a mano y a veces ganarle, pero eran cuestiones circunstanciales. Viví todos los pasos del automovilismo, desde la época en la ruta cuando los pilotos tenían panza, a los pilotos atléticos. Todo eso lo viví. Pechito López cambió el paradigma de la preparación física en la Argentina. Cuando llegó al país veíamos que tenía una bicicleta fija en el motorhome y nos parecía casi cómico. Y marcó el camino”.