Josito: Los títeres, los caretas y los ortivas

Josito Di Palma dialogó con Carburando y toco varios puntos. Su forma de ser, de vivir, el sacrificio, la falta de ídolos y del ambiente entre otro temas

Josito Di Palma es uno de esos pilotos que a la hora de hablar no tienen pelos en la lengua. Uno puede estar de acuerdo o no con lo que dice pero está claro, y eso es muy bueno, que manifiesta lo que piensa. Desde que formó su familia y se convirtió en papá su forma de actuar cambió. “Estoy más maduro y veo la vida con otros ojos”, manifestó. El piloto de Arrecifes dialogó con Carburando, vía Instagram, y tocó varios temas. Habló de su forma de vivir, del sacrificio que hizo y hace para correr y también se refirió, entre otras cosas, al tema de la falta de ídolos. Acá parte de la entrevista.

 


Otras frases de Josito Di Palma

Las dificultades que dejará el Covid-19

“El daño no lo vamos  a saber hasta el día que arranquemos. Ahí veremos la realidad. Es probable que haya equipos que no estén presentes o pilotos que no puedan ir. Conozco mucha gente que la está pasando mal por esta situación y es preocupante. El futuro será duro”.

¿Cómo imagina el TC en su vuelta?

“Es difícil dar una opinión de como tendría que ser un fin de semana porque nadie sabe que puede pasar. Todo va cambiando. Se viene escuchando que habrá cambios para superar este momento. Tendremos que darnos una mano entre todos”.

Su presente

“Es una situación fea la que estoy pasando. Por suerte no se me caen los anillos y puedo hacer otras cosas. No sé solamente manejar. Trato de hacer cosas porque lo que había planificado ya cambió. Me incomoda el presente. Quien me conoce sabe cómo vivo. No soy un millonario, vivo casi al día. Mi vida es movida”.

 Su casa

“Mi familia nunca pudo tener una casa propia y yo hace cuatro años logré hacer la mía. Es muy pequeña pero es mi techo. Por eso cuando la termine lo festeje como un triunfo”.

Llorar de bronca

“Muchas veces lloré por el automovilismo. Fueron más las que lloré que las que disfrute. Tuve momentos en la que la pasé muy mal. Me equivoqué varias veces hasta que fui aprendiendo por donde pasa la vida”.

Sus hijos y el automovilismo

“Me gustaría que mis hijos sigan en el automovilismo pero si me dicen que se quieren dedicar a otra cosa, los apoyaré”.

Su forma  de ser

“Soy más tolerable. Creo que la llegada de mis hijos me hizo cambiar. Estoy más maduro y más sensible también”.

La falta de ídolos

 “No hay ídolos porque muchos pilotos son muy ortivas y no están con la gente. Creo que los 10 primeros pilotos tienen cara de culo. No son malas personas pero algunos se suben arriba de un pony”.

Fotos: Damián Barischpolski