Joya recuperada: El "Milqui" del Loco está en buenas manos

El VW1500 con el que Luis Rubén Di Palma fue campeón del TC2000 en 1983 ahora si está en proceso de restauración

En los últimos tiempos, por fortuna, varias joyas del automovilismo están en vías de restauración.

Hace algúnos días hemos publicado en carburando.com los primeros pasos de la restauración del emblemático Fiat Regatta Vencedor, con el que "Cocho" López, deslumbró en el TC2000 de los 90.

Ese auto es propiedad de los Hermanos Medina, restauradores de motos Vespa, y fanáticos del automovilismo, que con un grupo de amigos ya trabajan, para poner en pista, el emblemático auto que preparaban Antelo y Donadío.

Estos mismos restauradores adquirieron otra pieza de colección.

Milqui Di Palma

Se trata nada más ni nada menos que el VW1500 con el que Rubén Luis Di Palma concluyó el campeonato de 1983 y se llevó el título del TC2000.

El VW 1500 dorado, uno de  los autos más emblemáticos y hermosos en la historia del Turismo Competición, fue construído por Juan Carlos Pianetto y armado por el genial "Loco" en Arrecifes, según cuentan el propio Juan Carlos Pianetto y José Luis Di Palma que utilizó un auto gemelo en 1985. 

En la primera parte de la década de los años ochenta era común ver a los autos de Di Palma pintados de dorado por la publicidad de 43/70.

Con este auto, el Loco Luis, cortó la racha del "Profesor Jorge Omar Del Rio" (tricampeón), que también competía con un VW 1500, pero con atención del Pianetto Competición.

En 1983, Di Palma ganó cuatro de las 11 fechas disputadas. Se impuso en el inicio del certamen en Marcos Juárez, Paraná y Buenos Aires y en General Roca con este auto.

Sumó 145 puntos contra 99 de Mario Gayraud y su Ford Taunus. 

VW 1500 Luis

Al año siguiente lo utilizó ya con el número 1 en sus laterales. 

En 1985, Di Palma siguió usando ese VW 1500 que lució el número 6, en tanto José Luis, lo hizo con otro que llevó el N° 9  y cuya decoración era idéntica.

En 1989 Luis se pasó a un Renault 18, por ende le vendió las unidades a Juan Carlos Riquez, un piloto de zonal de Río Gallegos.

Éste, en una carrera local, volcó con el auto campeón, el cual le habían adaptado un motor Ford seis cilindros. El 1500 maltrecho quedó en desuso y durante décadas fue arrumbado luciendo un fuerte golpe en el techo.

Con el tiempo el "Milqui" volcado y su gemelo viajaron a Buenos Aires y fueron guardadas en un depósito en Quilmes.

Dodge Luis

El propio Riquez tenía en su poder el Falcon Angostado que corrió Carlos Reutemann en el TC en 1968.

El Museo del autódromo "Roberto Mouras" de La Plata, a fines de 2013 compraron ese auto y en la operación también se incluyó a los VW 1500 ex Di Palma. 

Más tarde los autos se alojaron en el predio del autódromo platense, quedando el maltrecho VW1500 Campeón solitario y a la intemperie, con pocas posibilidades de restauración, y sin destino.

Un grupo de amigos y fanáticos del automovilismo, junto a los Hnos. Medina, compraron el "Milqui", con elementos originales del auto para, en un tiempo no muy lejano, comenzar con su restauración..

El auto ya descansa en un local de Ciudadela y conserva el volante original, la trompa, las ventanillas, el diferencial, tanque de nafta, suspención, frenos  y distintos elementos contruídos por "El Loco".

Si bien les espera un arduo trabajo por delante, el entusiamo y la dedicación de este grupo asegura que el VW 1500 quedará como una auténtica joya dorada.

Otra joya perdida que ya esta en buenas manos y en vías de "resurección", que con tiempo, esfuerzo y dedicación próximamente recorrerá los circuitos del país en un digno homenaje a uno de los mejores piloto/preparador de todos los tiempos, el genial Luis Di Palma.

 

 

Fuente: José Luis Di Palma/Juan Carlos Pianetto/Corsa