Juan María Traverso debería tener un autódromo con su nombre

El 'Flaco' hoy cumple 70 años y recibe numerosas muestras de afecto y reconocimento. El automovilismo argentino le debe un autódromo con su nombre.

Hoy es el cumpleaños de Juan María Traverso, el último gran ídolo del automovilismo argentino. Al llegar a los 70 años, el 'Flaco' ha recibido muchísimas muestras de afecto, de reconocimiento y de cariño por parte de sus seguidores y de todo el ambiente del automovilismo. 
 
Llegar a los 70, de los cuales más de 35 años estuvieron dedicados a las carreras, no es poca cosa, y máxime tratándose de un personaje con tanta llegada con el público del automovilismo. 
Traverso sigue siendo un símbolo y es una de las enormes figuras de un automovilismo que transcurrió épocas memorables en los autódromos del país. Sigue vigente con su presencia, hoy vinculado a Toyota Gazzoo Racing de Argentina y alejado del plano dirigencial en categorías, aunque muy involucrado con la Asociación Argentina de Volantes (AAV) de la cual es su presidente desde hace ya un tiempo.
 
Traverso recibe constantes reconocimientos y muestras de afecto, sea o no su cumpleaños. Pero está dicho que no hay nada mejor que los homenajes se hagan en vida, y si se hacen en su debido momento, mucho mejor. 
 
No hay dudas de que si hoy se haría una encuesta entre los seguidores del deporte motor en Argentina para saber quién es el gran ídolo del automovilismo argentino, Traverso estaría en el sitial más importante. 
 
Pero, paradójicamente, no hay ningún autódromo argentino a nivel nacional o competencia, que lleven su nombre. Y eso que hay varios escenarios que han significado mucho en la carrera deportiva de Traverso. Tampoco se disputan Copas con su nombre (por favor no pensar en la payasada de la Copa Maradona). 
 
Claro que algunos dirán que tampoco Carlos Reutemann, por ejemplo, no tiene un autódromo con su nombre, y así con muchos otros grandísimos pilotos argentinos.
 
Pero hoy es el cumpleaños de Traverso y quiero referirme a él, y lo bueno que sería que algún autódromo de Argentina, entre tantos que existen, lleve su nombre como reconocimiento a su trayectoria y más que nada a lo que logró en varias generaciones de hinchas, para que se acerquen al automovilismo y se vuelquen a los autódromos gracias a su figura.
 
Traverso le debe muchísimo al automovilismo, pero también el automovilismo le debe muchísimo a Traverso. Fue el que mantuvo a abuelos padres e hijos pendientes de los resultados de las carreras, fue el que generaba pasiones y diferencias, el que creó y motivó a grandes equipos, y que obligó a sus rivales a estar a su altura, el que mantuvo una referencia de manejo adentro y afuera de las pistas que nunca nadie pudo igualar.
 
En Argentina debería existir un autódromo que se llame "Juan María Traverso". Sería un acto de justicia y de verdadero reconocimiento para uno de los pilotos más grandes que tuvo el país, y uno de los últimos ídolos de generaciones enteras que aún hoy, lo extrañan en las pistas.