Kobe Bryant, la estrella que amaba a Ferrari

El mundo del deporte se sacudió por la muerte de Kobe Bryant. Fanático de Ferrari, visitó Maranello. Sus autos predilectos.

La noticia sacudió al mundo del deporte: la muerte de la leyenda de la NBA, Kobe Bryant. La estrella del básquetbol norteamericano falleció como consecuencia de un accidente aéreo, con un helicóptero, cerca de Los Ángeles, en los Estados Unidos.

Bryant, que jugó durante 20 temporadas en la NBA y es considerado, más allá de un emblema de Los Angeles Lakers,  uno de los mejores de todos los tiempos, murió a los 41 años El astro era fanático de los automóviles. Y tenía una particular relación con Ferrari. De hecho, en 2012 visitó la fábrica de Maranello.

Bryant, que fue recibido con honores en Ferrari, probó un modelo F12 en la pista privada de Maranello, mientras que utilizó una GTC4 Lusso en la ruta. Además de probar los vehículos, Bryant aprovechó su visita a la fábrica italiana para interesarse en el diseño, la fabricación y la personalización de los coches.Bryant había vivido de pequeño en Italia, cuando su padre Joe jugó siete temporadas en el básquetbol.

La gran figura de Los Angeles Lakers conquistó el anillo en cinco oportunidades en las temporadas 2000, 2001, 2002, 2009 y 2010. Bryant se retiró el 13 de abril de 2016 en un partido ante Utah Jazz en el Staples Center de Los Ángeles, partido en el que anotó 60 puntos, 23 de ellos en el último cuarto, logrando la anotación más alta de un jugador de la liga en esa temporada.

Entre sus automóviles se encuentran una Ferrari F430, modelo que también adquirió otro grande de la NBA, Lebron James. Pero esa versión deportiva también comparte espacio con un Bentley Continental GT Coupé. Bryant era más gustoso de modelos carrozados que de versiones descapotables. Ante modelos elegantes, también adoraba un Cadillac Escalade. Todos vehículos que podía mantener quiene ganara unos 20 millones de dólares al año.

En el accidente aéreo, además de Bryant, también fallecieron su hija mayor, Gianna; una amiga de ella y el piloto. Se dirigían a una prueba de básquetbol en una academia. El helicóptero privado de Bryant, un Sikorsky S-76 Spirit, se desplomó en la zona de Calabasas, cerca de Los Angeles.