La decisión límite que tomaría McLaren para sobrevivir a la crisis

El equipo McLaren de la Fórmula 1 tendría en mente hipotecar su sede en Woking y parte de su colección de autos para superar la crisis.

La pausa de la actividad automovilística por la expansión del Coronavirus impactó negativamente de gran manera a algunos equipos que integran la Fórmula 1. Uno de ellos es la escudería McLaren, que para superar la crisis analizaría la posibilidad de hipotecar su sede en Woking y algunos de sus autos que hicieron historia en la categoría.

El medio Sky News informó que McLaren y su asesor JP Morgan tendrían en mente la estrategia de hipotecar su sede en Woking y algunos de sus autos históricos luego que se rechazara un pedido de un préstamo de £ 150 millones del Departamento de Negocios, Energía y Estrategia Industrial del gobierno del Reino Unido.

Aunque muchos de los autos se vendieron a lo largo de las décadas, el equipo tiene una gran colección de vehículos que hicieron historia en la Fórmula 1, incluidos muchos que lograron un título del mundo y especialmente los relacionados con Ayrton Senna que son considerados como los más valiosos.

En mayo de 2018, el MP4/8 de Senna y ganador del Gran Premio de Mónaco en 1993 se subastó por un tercero y fue adquirido por un conocido piloto de carreras por más de cuatro millones de euros.

Sky cree que la colección de McLaren está valorada en hasta 250 millones de euros, y las instalaciones en £ 200 millones.

Al igual que diferentes empresas en todo el mundo, McLaren Racing y su compañía hermana McLaren Automotive se vieron gravemente afectadas por la crisis actual, primero por la falta de competencias y después por la caída en ventas globales de autos de producción. Por esta situación, personal de diversas áreas de la organización estuvo de licencia en las últimas semanas.

McLaren se negó a dar detalles sobre cualquier plan, pero un portavoz le expresó al sitio Motorsport.com: "Al igual que cualquier otro negocio británico, McLaren se ha visto gravemente afectado por la pandemia actual y, por lo tanto, estamos explorando una variedad de opciones de financiamiento para ayudar a salir de estas interrupciones comerciales a corto plazo".

Algunos de los mejores autos patrimoniales de McLaren estaban vinculados a un acuerdo financiero que se realizó hace tres años, cuando la compañía estaba en el proceso de recomprar la participación de Ron Dennis.

Trece vehículos que representaban la corona de la colección figuraban como valores de seguridad enumerados en relación con un pago diferido de 37.5 millones de euros que Dennis debía recibir en relación al acuerdo hecho con los accionistas restantes en junio de ese año. El pago finalmente se hizo en el tiempo programado, y los autos permanecieron así con McLaren.

El más antiguo en la lista en esa ocasión era el MP4-1, el primero de fibra de carbono que se construyó para la temporada 1981 después de que el equipo Project 4 de Dennis se fusionó con McLaren.

Los autos descritos como "ganadores reales del Campeonato Mundial" incluyen en la lista a los de Niki Lauda (1984), Alain Prost (1989), Senna (1990 y 1991), Mika Hakkinen (1998 y 1999) y Lewis Hamilton (2008).