La emoción de Márquez al terminar la carrera en Portimao

El español rompió en llanto una vez que llegó al box de Honda después de culminar la final del Moto GP.

La carrera del Moto GP en Portimao no fue una más para Marc Márquez. La cita de este fin de semana significó para el español su regreso a las pistas después de más de nueve veces inactivo debido a la fractura que sufrió en julio de 2020 durante la apertura del campeonato en Jerez de la Frontera.

Tres operaciones debió afrontar Márquez para poder subsanar su lesión y tuvo que perderse las dos primeras competencias del torneo 2021 para terminar de consolidar su recuperación. Para estar presente en Portugal, el de Cervera superó el viernes 9 de abril su último control médico.

En su regreso, el ocho veces campeón del Mundo se mostró competitivo desde los entrenamientos, donde se ubicó 3ro, 6to y 7mo respectivamente. Al momento de clasificar, finalizó en la sexta colocación.

Más allá de la buena performance parcial, el piloto de Honda tenía dudas sobre si iba a poder aguantar la totalidad de la final. “La principal duda gira alrededor de la carrera. Sé que no la disfrutaré, sé que sufriré, y ni siquiera estoy seguro al 100% de que pueda terminarla”, avisó al terminal el sábado.

Sin embargo, Márquez pudo resistir la exigencia y arribó a la bandera a cuadros en el séptimo lugar. Al llegar a su box, le invadió la emoción y no pudo ocultar sus lágrimas ante los aplausos que le brindo su equipo.