La frase que podría haber salvado a Ayrton Senna

Sid Watkins, médico de la FIA en la década en la que el brasileño corría, le sugirió no correr el fatídico GP de Imola.

Sid Watkins era médico de la FIA y trabajó mucho por desarrollar la seguridad en los autos. Con muchos pilotos de Fórmula 1 tuvo una gran relación hasta su fallecimiento en 2012 y uno de ellos fue Ayrton Senna, a quien pudo haberle salvado la vida con sus palabras.

El Gran Premio de Imola de 1994 no comenzó de la mejor manera. El viernes Rubens Barrichello, actualmente piloto de Súper TC2000 y Stock Car con Toyota, tuvo un fuerte accidente con su Jordan 194. El sábado 30 de abril, el austríaco Roland Ratzenberg murió luego de accidentarse a más de 300 km/h en la clasifiacación. 

Senna, atónito ante el televisor en la zona de boxes, no podía creer lo que sucedía. Esto llevó al brasileño a tener varias conversaciones con Watkins. En una de esas, el médico le hizo una propuesta que podría haber cambiado la historia por completo. "¿Por qué no te retirás? ¿Qué más necesitás? Sos tricampeón, el más rápido. Vamos a pescar. No corras", dijo el neurocirujano inglés, a lo que el tres veces campeón del mundo (1988, 1990 y 1991, todas con McLaren) respondió: "Sid, hay algunas cosas sobre las cuales los pilotos no tenemos el control. No puedo abandonar, tengo que seguir".

Y siguió. Senna se despistó en la séptima vuelta a 305 km/h, en principio por la rotura de la barra de dirección. Impactó contra un paredón a 218 km/h en la curva Tamburello y, según los informes, la barra de suspensión perforó la visera del casco para comprimir su cabeza contra la parte trasera, lo que le causó la fractura de la base del cráneo y la muerte horas más tarde, en un hospital de Bolonia. En el habitáculo había una bandera de Austria, para homenajear a Ratzemberger. El piloto había muerto, pero había nacido la leyenda.