La IndyCar tendrá motores híbridos en 2022

La categoría anunció la implementación de impulsores híbridos a partir de 2022 para atraer a más marcas. Además, tendrán el "push to pass".

Los motores híbridos son una realidad en el automovilismo mundial. Muchas categorías adoptaron ese sistema hace un tiempo y una de las pocas que todavía no lo hizo es la IndyCar. Sin embargo, confirmaron que desde 2022 utilizarán ese tipo de impulsor. 
 
Desde la categoría anunciaron que superarán la barrera de los 900 caballos de potencia y tendrán el "push to pass", en pos de mejorar aún más el espectáculo. Otra de las ventajas de esta nueva generación de motores es que los pilotos podrán reiniciar sus monoplazas desde el mismo cockpit, sin necesidad de requerir cualquier otro elemento externo.
 
A priori, quieren que el período de estos nuevos motores sea de 2022 hasta 2027. Como Honda y Chevrolet son los únicos fabricantes actuales de la Indy, quieren que más marcas se sumen a la categoría. 
Declaraciones:
 
Jay Frye, presidente de IndyCar:
 
"Es un momento emocionante para IndyCar la próxima evolución de los coches e innovaciones como el tren motriz híbrido, que se incorpora al nuevo motor. A medida que avanzamos hacia el futuro, nos mantendremos fieles a nuestras raíces de ser rápidos, ruidosos y auténticos, y simultáneamente tendremos la capacidad de agregar tecnología híbrida, que es un elemento importante para la serie y nuestros fabricantes de motores".
 
Ted Klaus, presidente de Honda Performance Development:
 
"Honda está comprometido con las carreras para desarrollar personas y tecnologías relevantes para el futuro de nuestro deporte y nuestro mundo. IndyCar nos ofrece la plataforma perfecta para probar tanto a las personas como a las tecnologías en un entorno donde la medición de éxitos y fracasos es clara como el cristal".
 
Jim Campbell, vicepresidente de rendimiento y automovilismo en USA:
 
"Chevrolet apoya retrasar la implementación de las regulaciones del motor hasta 2022 para que coincida con la introducción de nuevas tecnologías en el chasis. La asociación entre Chevrolet e IndyCar sigue siendo una plataforma sólida para mostrar las tecnologías relevantes que incorporamos en nuestros motores de producción, y transferir los aprendizajes en rendimiento, fiabilidad y eficiencia entre la pista de carreras y la sala de exhibición".