La magistral largada de Rossi a bordo

Matías Rossi superó tres autos en la partida y en las primeras vueltas logró escalar desde el 10° al 5° puesto que lo mantiene con vida en el campeonato.

Matías Rossi (Toyota) pudo revertir un panorama complicado en el comienzo de la final del Súper TC2000, en Río Cuarto, en una grilla de partida que lo tenía ubicado décimo y a su principal rival del campeonato, Leonel Pernía (Renault), en el cuarto lugar. Y luego de una impecable largada, el piloto de Toyota pudo ganar tres posiciones.

Al ponerse en verde el semáforo, el piloto de Del Viso avanzó rápidamente con un movimiento preciso de su Corolla y enseguida superó a Ricardo “Caíto” Risatti (Honda), a Matías Muñoz Marchesi (Fiat) y a su compañero Julián Santero. Llegó a la curva 1 a la par de Facundo Conta (Renault), aunque debió esperar hasta la curva dos para tirarse por afuera con velocidad para que le quedara a su favor la cuerda de la siguiente variante.

Cuatro autos en un cuarto de circuito. Luego debió esperar a que decantara la lucha de Mariano Altuna con los Renault de Pernía y Facundo Ardusso para ganar el último lugar que pudo escalar. A partir de allí, no pudo con el ritmo de los dos Fluence que se distanciaron de a poco.

Sobre el final, Rossi logró acercarse a Agustín Canapino que padecía el ritmo de su Chevrolet Cruze. Sin embargo, no le alcanzó para achicar la brecha en puntos que lograba Pernía adelante con el segundo puesto. Finalmente, el piloto de Toyota llegó quinto y gran parte de su remontada se debió a una gran largada.