La pasión no tiene límites: hace 3500km para venir a correr

Elías Battini es de Río Grande y recorre esa distancia para asistir a cada una de las fechas del Turismo Pista

El crecimiento del Turismo Pista se ve reflejado en la federalización que logró en los últimos años. Cada vez son más los pilotos de todo el país que se suman a la categoría y uno de ellos viene del punto más austral del territorio: Elías Battini.

Integrando el Clase 3 con un Toyota Etios del Cano Racing, Battini hace un promedio de 3500 kilómetros para llegar a cada una de las fechas desde Tierre del Fuego. “Estoy un poco acostumbrado porque ya hace dos años que estoy en el Turismo Pista y es un viaje largo. Tenemos la facilidad del avión, pero hacemos 3500 kilómetros todas las carreras para poder estar presente”, le dijo a carburando.

Además, el fueguino contó que busca capitalizar el tiempo que emplea en cada traslado. “Hacemos de todo durante los viajes. Se trabaja cuando venimos en avión, pero por lo general salimos de noche, así que aprovechó a descansar. Además, conocemos rutas y todo el país porque hay que agarrar el auto y manejar, aunque a veces voy de acompañante. En este caso me tocó venir solo, pero también se disfruta”, explicó.

Por último, Battini señaló que el lunes después de cada carrera lo espera la concesionaria de auto donde se desempeña laboralmente. “Termina la carrera y nos vamos derecho a Buenos Aires, llegamos a las 8 o 9 de la noche y en la madrugada nos tomamos el avión y el lunes a primera hora estamos en la oficina”, concluyó.

El Turismo Pista se caracteriza por contar con pilotos de los puntos más extremos del país, tal es el caso de Battini o mismo Thiago Martínez, Pablo Collazo y Cristóbal Riestra que son de Santa Cruz. También hay representantes del norte como Federico Stieglitz que es de Jujuy  y la armada salteña que la conforman Pablo Vuyovich, Lucas Petracchini, Francisco Coltrinari y los hermanos Daniel y Alfredo Lestard.