"La preocupación es grande y estamos sin rumbo porque no sabemos que pasará"

Ramiro Gandola habló de la realidad de su equipo y también se refirió a las complicaciones que se presentan actualmente.

La temporada 2020 del Superbike Argentino sigue en pausa por la expansión de la pandemia del Coronavirus y tras un tiempo largo de espera, los distintos equipos ya tienen dificultades para poder sostener sus estructuras. Ramiro Gandola charló con Carburando y le contó cómo transcurre su escuadra la falta de actividad.

En la previa al comienzo del campeonato, la formación de Gandola tenía confirmados a nueve pilotos. El propio Ramiro, Matías Amarfil, el uruguayo Adolfo Maciel y Juan Martínez iban a correr dentro de Superbike, Matías Masetto y Juan Flores en Súper Sport 600, Andrés Gándola y Ezequiel Allende estaba previsto que lo hagan en R3 Cup e iban a tener una moto en la Junior 250.

“Cuando se impuso la cuarentena teníamos armado el equipo con nueve motos. Al momento que paso todo esto, pensábamos que iban a ser 15 días, pero ya superamos los 100. La verdad que estamos sufriendo como estructura porque hay mucha gente de la escuadra que depende de las carreras. Para afrontar este momento decidimos reinventarnos, cambiar un poco el hecho de que no sean solo competición, empezamos a trabajar con autos particulares, hacemos reprogramaciones, etc, para poder seguir manteniendo al personal. Además, en Chaco estamos muy complicados porque volvimos a Fase 1. La situación de los sponsor también es difícil porque no sabemos cómo van a quedar después de esto. La preocupación es grande y estamos sin rumbo porque no sabemos qué pasará luego de la pandemia”, manifestó el chaqueño al momento de reseñar la situación de su escudería.

Además, el oriundo de Resistencia remarcó que la suba de la moneda extranjera generará importantes inconvenientes para lo que será el regreso. “Nosotros tenemos muchos sponsor privados y el panorama es muy complejo porque hoy tienen la facturación en cero. En la provincia, tenemos la Ley de Sponsorización, pero si los patrocinantes no generan, no nos pueden apoyar. Además, lo primero que cortan es la publicidad cuando tienen que achicarse. El tema presupuesto va a ser difícil con un dólar ‘Blue’ que se ocupa para muchos componentes. Para los pilotos va a ser muy duro, más si llegas a tener una caída y los daños son importantes”, indicó.

“Volver en estas condiciones va a ser complicado, pienso que este año si se hacen carreras, van a haber muy pocas motos y equipos. Si retornamos, tendremos que ver con la organización el tema de los neumáticos y ver de achicar el uso de los mismos para que sea más parejos y que puedan hacerlo todos, porque si lo llevas por el lado de la diferencias de presupuestos, pienso que se van a bajar muchos pilotos”, se explayó.

Gandola también remarcó que habrá un incremento considerable en los costos de la actividad. “Lo que hoy nos va a complicar es el dólar paralelo que tenemos. Nosotros nos manejábamos con un billete que estaba muy cerca del oficial, pero hoy con el salto que dio va a cambiar de forma importante el presupuesto. Antes con un promedio de entre 350.000 y 400.000 pesos corrías en Superbike, donde usas tres juego de neumáticos. Hoy haciéndolo de una buena forma creo que se va a gastar entre 650.000 y 700.000 pesos, si siguen los dos días de actividad. Creo que juntar el dinero será complicado, más para el nivel en el que está el motociclismo, que es muy alto y en el que todos los pilotos tienen motos muy bien equipadas”, puntualizó.

A pesar del panorama complejo, el dueño de equipo destacó que la intención junto a los protagonistas de su escuadra es poder estar presentes desde el inicio. “Tenemos un piloto que es uruguayo que va a correr, pero al estar las fronteras cerradas, estamos analizando si podrá estar o no. El resto de los chicos está trabajando mucho en ver cuándo se arranca y en el presupuesto. Estamos hablando con ellos para poder darle una forma en la cual se pueda sacar adelante todo esto. No vamos a ponernos en un planteo de ‘pido tanto’, sino que vamos a buscar la manera de poder arrancar. De las nueve motos que teníamos al inicio, la única que está en duda es la del representante de Uruguay. Hoy el tema que más nos preocupa es saber el costo de los neumáticos y que también nos den un poco de tiempo una vez que se defina la fecha para poder trabajar”, afirmó.

Otro de los puntos que abordó el chaqueño fue cómo actúa el tiempo de inactividad en este momento. “Hoy es beneficioso que se estire la vuelta por la cantidad de tiempo que pasó. Pero si era a los 20 o 30 días, teníamos volver en ese momento porque ya estábamos armados. Creo que ahora todos estamos fuera de ritmo y de nivel, las motos hay que trabajarlas y ponerlas a punto de nuevo por si se cambia el proveedor de neumáticos y en el aspecto presupuestario vamos a necesitar un lapso de días para reunir el apoyo”, comentó.

En el final, Gandola destacó que habrá que renovar la forma de proceder en las competencias para poder cumplir con los requisitos del protocolo sanitario. “Vamos a tener que trabajar mucho en la estructura de los equipos. Antes con 12 metros se podía poner entre seis y siete motos a una distancia de entre 1mts y 1,5mts. Hoy creo que se va a tener que buscar más espacio por el distanciamiento social. Considero que va a haber menos mecánicos por moto, creo que un máximo de 2 por unidad para hacer todas las tareas. Habrá menos gente en boxes y correr sin público va a ser una sensación rara, pero al tener la televisación la gente se va a prender muchísimo, los sponsor podrían salir beneficiados por ese lado y dentro de todo lo malo, eso nos permitía mejorar la audiencia del motociclismo”, concluyó.