La última victoria de Pairetti en TC con un Dodge… 1500

Se cumplen 42 años del último triunfo de Pairetti en el TC. Fue con un Dodge 1500. Luego, la autofiscalización de la ACTC y el nacimiento del TC2000.

Una efemérides muy particular. Hace 42 años Carlos Pairetti logró su última victoria en el Turismo Carretera. Fue el triunfo número 22 del ex campeón de la categoría, que se hizo célebre junto con el legendario “Trueno Naranja”.

Pero este último éxito no tiene nada que ver con aquel automóvil. Todo lo contrario, quizá no muchos recuerden que su última victoria fue con un Dodge… ¡1500! Sí, un vehículo “compacto” para la época, entre los Falcon, los Chevrolet, los Torino y las cupé Dodge GTX.

Pero, ¿cómo llegó a correr el Dodge 1500 y a manos de Pairetti? Comenzaba la temporada 1978 y el Turismo Carretera realizó dos carreras nocturnas en el autódromo de Buenos Aires. En la primera competencia se impuso, con una Dodge, “Tony Pedré”, el seudónimo que utilizó Antonio Aventin, “Tony”, que luego se convirtiera en campeón de TC.

 


La otra competencia bajo las estrellas de Buenos Aires fue para José Miguel Pontoriero, con el Dodge 1500, fiscalizado por CADAD. Por aquel entonces, varios preparadores y pilotos veían con buenos ojos competir con automóvil impulsados con motores de 2 litros, que se asomaban como el futuro del TC.

Sin embargo, la Asociación Corredores de Turismo Carretera (ACTC) no aprobaba esa nueva corriente que se generaba dentro del automovilismo nacional. Entonces apareció el Automóvil Club Argentino (ACA) para organizar un campeonato de TC paralelo. La idea era atraer a las automotrices que no acompañaban al Turismo Carretera.

La primera fecha se disputó el 26 de marzo de 1978 en Mendoza. La ACTC boicoteó la gestión, por lo que al autódromo cuyano se presentaron muy pocos autos, que apenas llegaba a la decena.

La gran atracción era Carlos Pairetti, que más allá de sus pergaminos deportivos, era una personalidad mediática. Finalmente ganó el piloto de Arrecifes, con la preparación de Juan Carlos Benavídez. La carrera se hizo por suma de tiempos y el podio lo integraron Jorge González Correa (Dodge GTX) y Jorge Cerrutti (Torino).

Pairetti había logrado una victoria llamativa también en la década de los años 60, cuando se impuso en La Vuelta del Lago, en Villa Carlos Paz, provincia de Córdoba, en 1965. En esa oportunidad ganó con un Volvo 1225.

El certamen planificado por el ACA en 1978 se frustró y no continuó. Estos distanciamientos originaron que un año más tarde, la ACTC se autofiscalizara, mientras que también durante la temporada siguiente, la idea de potenciar los “autos chicos” se cristalizó y derivó en el nacimiento del TC2000.