Leonel Pernía fue el último ganador en Salta

En noviembre de 2012 y Pernía le dió el primer triunfo a Renault en la era del Súper TC2000. Lo escoltaron Pechito López con Ford y Matías Rossi con Toyota.

El 4 de noviembre de 2012 fue la primera y última presentación del Súper TC2000 con formato actual en el autódromo de Salta. Pasaron casi siete años de la última vez que la categoría corrió en el Güemes junto con la Fórmula Renault y Fiat Competizione. Aquella vez fue Leonel Pernía con Renault Fluence quien se quedó con la primera victoria de la marca en Súper TC2000 tras 33 giros, mientras que José María “Pechito” López con Ford Focus fue segundo y Matías Rossi con Toyota Corolla terminó tercero. Fue la undécima prueba del primer campeonato en la era Súper TC2000, con el sistema de eliminación Súper 8 que ganó Pernía con los destacados de la clasificación, cuya Pole Position fue de López.

El querido y recordado colega Daniel Monticelli describió aquella presentación como "una carrera vibrante y que por momentos tuvo matices de distinta índole". Leonel Pernía, con el Fluence, le dio a Renault la primera victoria en la etapa de los motores V8 ya que en la temporada habían ganado Toyota en las primeras cuatro fechas, Ford en las restantes cuatro, junto con una cada una para las marcas Honda y Peugeot, por lo que faltaba Renault en la galería de ganadores. 

La Final de Salta fue un duelo por momentos áspero y con fricción entre Pernía y José María López, (de hecho el cordobés fue apercibido por sendas maniobras al límite) y la diferencia entre el Renault oficial y el Ford Focus privado del PSG 16, fue mínima.

Una vez que se bajó la bandera a cuadros Pernía comentó:  “Pecho’ venía más rápido pero es difícil pasar en Salta. En la única que se tiró me pegó y casi me saca. Fue aguerrido y al límite pero bien... Yo también fui al límite ‘porque el primer puesto no se debe regalar’. Fue una carrera entretenida, la categoría necesitaba una lucha por la punta y se la pudimos dar”, profundizó.

Matías Rossi con el Corolla del Toyota Team Argentina fue tercero y se colocó como escolta de López, en un campeonato que tuvo definición en tres semanas en Potrero de los Funes en favor de López como primer campeón del actual Súper TC2000.

Luego del Súper 8 que ganó Pernía, en la carrera final, ninguno de los dos se dieron ningún tipo de treguas. López lo acosaba constantemente durante un par de giros y luego lo aflojaba; pero de a poco volvía otra vez el asedio por ver quién ganaba la carrera. Incluso con el apercibimiento antes apuntado que López le propinó un toque que hizo entrar en trompo al Fluence de Pernía, pero que “le devolvió su lugar”, para no ser sancionado. Parecía que Ortelli le daba un doble podio para Renault, pero un problema eléctrico relegó al de Salto y permitió avanzar al Corolla de Rossi. Desde allí, Rossi comenzó a recortar diferencias a los punteros, llegando muy cerca de ellos.

En las últimas vueltas la voracidad de López por lograr el triunfo se intensificó, volvió a tocar al Renault y nuevamente debió “levantar”. 

Los primeros 10 lugares se completaron con Emiliano Spataro (Renault Fluence), Guillermo Ortelli (Renault Fluence), Agustín Canapino (Chevrolet Cruze), Christian Ledesma (Chevrolet Cruze), Mariano Werner (Toyota Corolla), Ricardo Risatti (Honda Civic) y Néstor Girolami (Peugeot 408).

La Pole fue de López y el Súper 8 de Pernía. En aquella oportunidad estuvieron presentes varios pilotos que hoy siguen compitiendo en la categoría como los nombrados Pernía, Rossi, Werner, Canapino, Risatti, Ardusso, Llaver, Muñoz Marchesi, y Yannantuoni.

Casi siete años después, la categoría regresará este fin de semana al autódromo salteño en la primera participación con motores turbo en el trazado que visitó en un corto historial de seis ediciones.

Leonel Pernía ganó en Salta en 2012