Llaver tras su triunfo: “Lo más difícil fueron las dos primeras vueltas”

Bernardo Llaver ganó la final del Súper TC2000 en Alta Gracia y contó cuál fue el momento más difícil para él en la competencia.

Al igual que en la carrera clasificatoria del sábado, Bernardo Llaver logró el triunfo en la final del Súper TC2000 en el autódromo de Alta Gracia. Seguido por Caito Risatti y Julián Santero. Lee que dijeron los protagonistas del podio.

“Estoy muy agradecido a todo el equipo, a Alberto y Agustín Canapino, hicieron un trabajo impresionante en este receso, aguantando el momento tan malo. Tener un auto así y con mecánicos que los conozco hace muchos años me pone muy contento de poder ganar una carrera”, señaló en primer término Llaver.

Y agregó: “Lo más difícil para mí fueron las dos primeras vueltas porque la pista estaba húmeda y todos teníamos gomas lisas y al estar yo en la punta tenía que marcar la referencia de todo y pude zafar. En dos giro me acomodé, sabiendo donde estaba más complicado y después hacer un ritmo rápido, fui a fondo toda la carrera”.

Por último, sobre el acercamiento de Risatti en una parte de la carrera, el mendocino señaló: “Caito en un momento creo que quiso cuidar la goma para ver si me atacaba en el final. Pero cuando llegaba cerca perdía carga y no le daba para poder intentarlo”.

Los protagonistas del podio en Alta Gracia

Por su parte, Risatti dijo tras la carrera: “Estoy feliz. Ni bien me bajaron la bandera me dije me faltó poco para ganar, pero Llaver hizo las cosas de manera fantástica. Fuimos a fondo toda la carrera, capaz por televisión no parece pero veníamos al límite todas las vueltas. Le agradezco a todo mi equipo porque creo que teníamos auto para ganar, pero cuando me ponía detrás de Berni perdíamos carga, se calentaban los frenos, las gomas y no podía llegarle bien cerca a algún lugar de sobrepaso. Pero estoy feliz por este resultado que tanto yo como mi equipo creo que lo merecíamos”.

 A su vez, Santero también hizo un análisis de lo que fue su carrera: “Tuvimos un gran auto, un gran ritmo. No para correr a los punteros porque perdíamos carga en el sector rápido, pero a su vez quedó bien la puesta a punto porque salimos a pista sin saber si el asfalto estaba mojada, húmedo o si estaba seco y fue una puesta a punto media improvisada como para no cometer errores y quedamos bastante bien”.

Y concluyó: “Corrí siempre al 100% y sobre el final me parece que mí auto aguantó un poco mejor el ritmo. No alcanzó para descontarles tanto como para iniciar una maniobra de sobrepaso pero si estábamos un poco mejor y eso me deja tranquilo para la carrera que viene”.