Lola Aston Martin el "007" de Le Mans

El Lola Aston Martin B09/60 dejó su huella en las "24 hs. de Le Mans". A pesar de no haber ganado impactó por su belleza, prestación y en especial por su número

El Lola Aston Martin B90/60, también conocido como Aston Martin DBR1-2, es un Prototipo que corrió en  Le Mans construido por Lola Cars International y desarrollado por Prodrive utilizado por Aston Martin Racing.

Este auto fue el primer prototipo en llevar el nombre de Aston Martin desde el AMR1 en 1989.

El Lola B09/60 con motor Aston Martin, participante en las 24 Horas de Le Mans de 2009.

lola gulf

La historia de Aston Martin en Le Mans tiene su punto más alto con el triunfo que en 1959 los pilotos Roy Salvadori y Carroll Shelby lograron con el DBR1.

Luego de décadas de ausencia, en diciembre de 2003 firman un acuerdo con el Team Prodrive de Dave Richards, con el que forman el Aston Martin Racing, para correr con el DBR9 en las categorías de coches GT.

En 2009, deciden dar el salto a los Sport Prototipos, corriendo en la LMP1 en Le Mans, con chasis Lola y motores Aston Martin de 6000cc, experiencia que repiten en 2010, y a la cuál pertenece el coche que les presento h. Como el mejor resultado fue 4° en 2009 y 6° en 2010.

El B90/60 es una evolución del diseño del LMP1 del Lola B08/60 usado por Aston Martin Racing en el 2008.

aston lola

Como antes este uso el mismo motor V12 de 6.0 litros del AM DBR9 GT1, pero con restrictores de aire más largos que permitían un incremento 50 hp de potencia debido al uso de un motor basado en producción.

Este V12 era un poco más pesado, más largo que los motores cliente de carreras.

La caja de cambios estándar del Lola fue reemplazada por una Xtrac de 6 velocidades más compacta el cual operaba con paddle shift.

lola le mans

Una característica inusual del auto era la refrigeración de frenos trasero, el cual envíaba el aire a través de dos ventiladores y eliminaba los conductos de frenos en la carrocería.

En Le Mans, el B09 / 60 de Jan Charouz, Tomáš Enge y Stefan Mücke terminó cuarto detrás de Peugeot y Audi, además de ser el auto naftero con mejor puntuación.