Luego de la tormenta llegó la calma para Márquez en Qatar

Marc Márquez mostró su felicidad tras encontrar el correcto funcionamiento de la Honda en el último día de test para el MotoGP en Qatar.

“Luego de la tormenta llega la calma” expresa el famoso dicho, el que pasó por una situación similar es Marc Márquez, quien tuvo dos primeras jornadas de test en Qatar muy complicadas, pero en el último día pudo encontrar el camino correcto con su Honda.

“Estoy muy feliz. Estábamos muy preocupados pero el lunes entendimos muchas cosas. La moto ahora es mucho menos exigente a nivel físico. Creo que encontramos la dirección. El domingo estábamos completamente perdidos; pero el lunes encontramos el problema y el camino”, comentó Márquez en primer término.

Y luego agregó: “Nada de lo que probamos esta pretemporada funcionó. Ahora que hemos encontrado el camino tendremos que reprobarlo todo. Teníamos falta de estabilidad en la entrada de las curvas, luego la moto no giraba en mitad de ella, y al salir tratábamos de recuperar velocidad y perdíamos agarre. Todo iba relacionado”.

Además, Márquez reveló que tuvo que usar parte de la moto del 2019 debido por lo complicado que estaba con el funcionamiento de la Honda: “Utilicé parte de la moto de 2019 porque estábamos mal. No entendía qué pasaba, me caía y le daba la culpa al hombro. Pensaba que era mi físico, pero los demás pilotos de Honda también sufrían. Hicimos una mezcla para saber dónde estaba el problema. Fui un segundo más rápido que el año pasado”.

Por último, el campeón de MotoGP, señaló: “Ahora, al menos, podemos ir en moto y los tiempos son decentes. Los dos primeros días íbamos a remolque. Probábamos cosas y volvíamos al mismo sitio”.