Marcos Di Palma probó su Top Race pensando en el regreso

Marcos Di Palma giró con su Top Race V6 en el autódromo de Buenos Aires. El piloto de arrecifes analiza su participación en la próxima fecha.

El arrecifeño busca estar presente en la próxima fecha del TopRace V6 y para ello empezó una etapa de preparación girando este miércoles en el circuito 8 del autódromo porteño.

Durante a jornada de este miércoles Marcos Di Palma desarrolló una intensa jornada de pruebas sobre un auto de su propiedad en el autódromo “Oscar y Juan Gálvez” de la ciudad de Buenos Aires. La variante número 8 fue la elegida para que el carismático piloto arrecifeño vuelva a subirse a un auto de competición ocho años después de su última competencia de manera oficial.

Marcos posee un auto que es de su propiedad y fue el que acondicionó para realizar una prueba que contó con más de 50 vueltas al circuito con la firme intención de volver a tomar esa intima relación que todo piloto debe tener con su auto para poder ser competitivo. Además, “Marquitos” necesitaba volver a sentir la adrenalina y esas sensaciones incomparables que significan estar al mando de un auto de carrera. “Hace ocho años que no me subía a un auto de competición así que tenemos que seguir probando ya que me invitaron para correr la próxima competencia con pilotos invitados del TopRace V6 y la verdad que no quiero subirme para hacer un papelón. Quiero saber donde estoy parado y como me siento” sostuvo Marcos. La idea tanto de Di Palma como de la gente que lo acompaña en esta idea es volver a girar la semana entrante para continuar en este capino de readaptación. “Vamos a seguir probando y seguramente la semana próxima estaremos girando nuevamente para ver como me encuentro con el auto y ahí decidir si puedo aceptar la invitación o no”.

Di Palma

“Tenemos que seguir girando por que hay pilotos que van muy rápido y la categoría esta muy competitiva. Hoy estuvo girando Kevin Filippo y la verdad que van muy rápidos los chicos” aseguraba entre risas y bromas Marcos. “La verdad que las ganas están y siempre están y yo tengo que seguir girando para tratar de volver a encontrarme con el auto nuevamente. Yo nunca me retire, solo me tome un año sabático y después pasaron 12 años sin correr” asegura Marcos con su particular sentido del humor.