Mario Kart por las calles de Japón

Por las calles de Tokio, los turistas pueden disfrutar de un paseo sobre kartings, emulando a los personajes del juego Mario Kart.

Los residentes de Japón están acostumbrados a ver extranjeros pasar a toda velocidad por las calles de Tokio, subidos en kartings de un rojo intenso. Se trata de turistas que imitan el popular juego Mario Kart, pero en la vida real.

Quienes van al volante, a menudo, se disfrazan para parecerse a personajes como Mario, Yoshi y Peach, pero al mismo tiempo forman parte del tráfico del mundo real, sonriendo y saludando a los viajeros que los miran atónitos.

Se trata de una de las más llamativas atracciones de Japón en medio de su auge turístico, pero que también se ha transformado en una molestia para algunos lugareños. Por su parte, el Ministerio de Transporte aseveró que fortalecería las medidas de seguridad relativas a los karts. “Es peligroso, porque otros autos no ven los karts ya que son muy pequeños”, dijo un funcionario.

Las normativas propuestas requerirán que todos los karts tengan al menos un metro de alto y que la rueda motriz esté hecha de un material blando para evitar accidentes y lesiones. Entre las medidas más importantes, los conductores tendrán que ponerse el cinturón, algo que no era exigido con anterioridad.

LEER MÁS: UFC en el karting

Estas medidas estuvieron impulsadas tras algunos accidentes leves sucedidos en el lapso de dos meses, que involucraron a turistas extranjeros, algo notable dado que Tokio es una metrópolis con una de las tasas más bajas en el mundo de muertes por accidentes de tránsito.

La policía de Tokio ha estado instando a los proveedores de karts, como MariCart, a prestar servicios más seguros alentando a los clientes a llevar medios de protección como cascos, y a apagar sus teléfonos durante los recorridos. Si bien las compañías sí ofrecen informes de seguridad, hasta ahora los cascos resultaron opcionales, y, a juzgar por la cantidad de selfies de redes sociales, los teléfonos siguen encendidos a la hora de hacer el recorrido.

Mientras tanto, se rumorea que Nintendo, quien demandó a MariCart por infringir los derechos de autor, planea construir su propia pista en su tan anhelado parque temático, donde se podría tanto derrapar como arrojar cáscaras de bananas a los demás. 

Mirá como se divierten andando en kart por las calles de Japón: