Matías Rossi, en una difícil encrucijada

Matías Rossi tuvo su peor fin de semana en mucho tiempo en el TC. Hubo razones que no se dijeron y que complican su futuro en el campeonato.

Desconocido estuvo Matías Rossi en Rafaela. Ni el pronóstico más pesimista hubiese anticipado un fin de semana tan lejano al éxito, después de haber ganado en la fecha anterior en Rosario con semejante contundencia. Sin embargo, en el seno del equipo sospechaban de antemano que el rendimiento de su motor podía estar por debajo de aquel nivel, ya que en la semana tuvieron un serio incidente que dañó el impulsor titular.

La semana pasada antes de subir el Ford número 5 al camión para emprender el viaje rumbo a Rafaela, el equipo técnico del Donto Racing instaló el motor de Rody Agut para hacer el último chequeo en el banco de rolido. En plena prueba, sucedió algo inesperado. El motor número 21 explotó. No fue solo una rotura. Además se generó un momento de zozobra porque el inconveniente provocó un principio de incendio.

El motor “estrella” alistado por Agut acababa de sucumbir. Sin demasiado tiempo por delante, la única salida era un motor de repuesto. Y la diferencia, enorme. Rossi debió encarar la actividad oficial para la sexta fecha, en el circuito más dependiente de la potencia, con unos 10 HP menos, según pudo averiguar carburando.com.

 

El piloto de Del Viso clasificó 21° el sábado. El domingo terminó último su serie y, en la recta, el Ford fue el auto más lento de los 47 autos del parque. Esa situación llevó al piloto a evaluar junto al equipo si era conveniente largar la final. Al cabo, Rossi corrió y terminó 27°. Se llevó solo 8 puntos de Rafaela y por el momento está 14° en el campeonato, a 7 puntos del último que se está clasificando a la Copa de Oro, que es Juan Martín Trucco.

El Donto Racing es propietario del motor que se rompió en el rolo. Agut facilitó el de repuesto. Ahora hay doble preocupación en el entorno del piloto. Una es si se recuperarán las prestaciones del que se rompió cuando se repare a 0km. Y la otra, es que el impulsor alternativo está muy lejano al rendimiento que se precisa en caso de emergencia. Y un equipo con pretensiones, no puede dar esa ventaja…

Leer El error que pagó Ventricelli