Medio siglo de unión entre Pirelli y Lamborghini

Pirelli equipó el Lamborghini Countach en todas sus formas, desde 1971 a la actualidad, en una colaboración técnica que ha durado 50 años.

Pirelli ha equipado el Lamborghini Countach en todas sus formas - desde el original de 1971 hasta el nuevo LPI 800-4, limitado a 112 ejemplares - en una colaboración técnica que ha durado 50 años. Y una de las colaboraciones más duraderas en el mundo del automóvil continúa hasta el día de hoy, con Pirelli y Lamborghini todavía desarrollando conjuntamente tecnología de vanguardia que se centra en el rendimiento, la deportividad y el control.

El Lamborghini Countach 2021 es un superdeportivo híbrido que rinde 814 caballos de potencia y alcanza una velocidad máxima de 355 km/h, lo que constituye un adecuado homenaje a un modelo emblemático que este año celebra su 50º aniversario. Pirelli ha equipado el nuevo coche con neumáticos P Zero en tamaño 255/30 R20 delante y 355/25 R 21 detrás, desarrollados para mejorar las prestaciones del vehículo, así como la seguridad, el control y el manejo. La estructura y el compuesto del neumático se han optimizado para conseguir la mejor adherencia posible en todas las situaciones de conducción, además de altos niveles de tracción y frenado tanto en seco como en mojado.

El Pirelli P Zero nació como un neumático de ultra alto rendimiento (UHP), que une los conocimientos técnicos de Pirelli en materia de deportes de motor con una colaboración continua con los principales fabricantes de automóviles del mundo. Para los conductores que buscan aún más rendimiento en una pista de carreras, el P Zero Corsa está disponible como opción: neumáticos que transfieren lo mejor de la tecnología de los deportes de motor para su uso tanto en carretera como en pista. Una banda de rodadura de doble compuesto y un diseño asimétrico proporcionan el equilibrio correcto para alcanzar altas velocidades en pista, además de generar la cantidad necesaria de agarre y tracción. Además, el P Zero Corsa ofrece una gran resistencia a las altas tensiones termodinámicas creadas por los coches en los que se montan.

El Lamborghini Countach, nacido para ser un coche revolucionario aún más rápido y avanzado técnicamente que el icónico Miura, se convirtió en el arquetipo de coche deportivo de los años 70, así como en el precursor de la moderna generación de supercoches de altas prestaciones. En aquella época, el neumático más deportivo de Pirelli era el Cinturato CN12, que equipaba el Miura. Este fue el neumático que dio origen a las gomas de perfil bajo, lo que llevó al nacimiento del Pirelli P7, elegido como equipo original para el Countach LP 500 en 1971.

Dos años más tarde llegó el Countach LP 400. Con sólo 152 ejemplares producidos hasta 1977, es la versión más buscada por los coleccionistas. El LP 400 dio paso al LP 400 S, con nuevos neumáticos Pirelli P7 de perfil bajo montados en un nuevo diseño de llanta de magnesio. Después vino el Countach LP 5000 S de 1982 a 1985 y luego el LP 5000 Quattrovalvole de 1985 a 1988. La edición del 25º aniversario del Countach debutó en 1988 y fue el primer Lamborghini que utilizó neumáticos Pirelli P Zero: la gama de neumáticos diseñada para los superdeportivos de todo el mundo, que aún hoy equipa los coches más potentes.

Los neumáticos para las versiones históricas del Lamborghini Countach siguen estando disponibles hoy en día como parte de la Pirelli Collezione: una familia de neumáticos dedicada a los coches más emblemáticos construidos entre 1950 y 1980, que mantienen el aspecto original de los neumáticos de época adaptados a la tecnología moderna.

La colaboración entre Pirelli y Lamborghini se remonta a 1963: el año en que Ferruccio Lamborghini pidió a Pirelli que equipara el primer coche del recién creado constructor. Se trataba del 350 GTV, presentado como prototipo en el Salón del Automóvil de Turín de ese mismo año. Fue el primer paso de una colaboración histórica que perdura hoy en día, y que pone de relieve algunos de los momentos más importantes de la historia del automóvil.

La versión de producción del GTV se denominó 350 GT y utilizó un neumático de la familia Cinturato con especificación HS (High Speed): desarrollado para equipar coches deportivos que ya eran capaces de alcanzar la marca de 240 km/h. Posteriormente, Pirelli fabricó neumáticos a medida para el Lamborghini LM002 -el Pirelli Scorpion-, el Lamborghini Diablo de 1990, gracias a un Pirelli P Zero específico, así como el Murciélago de 2001 y el Gallardo de 2003 con un P Zero Rosso hecho a medida.

Para celebrar esta colaboración que ha durado más de medio siglo, Lamborghini también ha creado una versión muy especial del Aventador: el Lamborghini Aventador LP 700-4 Pirelli Edition. La gama de Lamborghini sigue ampliándose hasta el día de hoy, y Pirelli continúa con su misión de crear neumáticos específicos para la marca: desde el Scorpion para el SUV Urus, hasta el P Zero y el P Zero Corsa para los modelos coupé, spyder y roadster.