Molina: “La semana previa a la carrera es más psíquica que física”

El piloto de Superbike Argentino, Lucas Molina, aseguró antes de la tercera fecha en Buenos Aires que la preparación de un piloto pasa más por la cabeza.

El trabajo físico en un piloto de motos tiene que ser constante, debe estar preparado para una exigencia al límite, pero también su cabeza debe estar al 100 por ciento según Lucas Molina, quien compite en Superbike 1000 del Campeonato Argentino de Velocidad.

“Los días previos son bastantes especiales, el piloto entra en un transe previo a la competencia, depende de la persona, pero a mi cuando empieza la semana me cambia un poco la cabeza y ya me voy centrando en el fin de semana”, comentó Molina, que compite con una Kawasaki del ZP Racing.

“La semana previa a la carrera es más psíquica que física, el físico se resguarda. Se trata de estar al 100 por ciento físicamente y neurológicamente”, agregó el mendocino.

En cuanto a lo físico, Molina sostuvo: “Todo el trabajo viene de la pretemporada, a la primera fecha se llega duro y a la segunda uno se siente un poco más suelto. Todo lo que no se hace en la pretemporada no se logra hacer una semana previa de la carrera”.

Molina se encuentra octavo en el campeonato luego de las primeras dos fechas y antes de la competencia de este fin de semana en Buenos Aires dijo: “En San Nicolas no tuve la oportunidad de trabajar en la moto o el circuito porque tuvimos problemas eléctricos que no hicieron renegar. El sábado clasifiqué sin electrónica, la carrera fue la única tanda en la que tuve la moto al 100”.

“Para Buenos Aires estamos bien, creemos que podemos hacer un buen papel. Soy nuevo en la categoría, en los 1000 cc, por lo tanto, estoy pasando por un periodo de adaptación. La idea es terminar el año en el Top 5, que es el objetivo claro que tenemos con el equipo”, finalizó el piloto que Pablo Zipilivan y Sebastián Porto.