Moscardini, el piloto que colgó el casco por el trabajo familiar

Reemplaza al padre, que pertenece al grupo de riesgo. “Nunca estuve tanto tiempo sin subirme a un auto de competición”. Moscardin,i en Carburando En Casa:

El aislamiento preventivo y obligatorio cambió rotundamente los usos y costumbres. Confinamiento, actividades detenidas y situaciones que se modificaron al extremo. El automovilismo no es la excepción y también sufre la inactividad en las pistas.

Los pilotos, lejos de su cotidianeidad, aguardan por la vuelta de las competencias. La mayoría se entrena físicamente y suman horas en los simuladores. Otros, cumplen con otras tareas, que se agregaron en las últimas semanas producto de los cambios obligados que imponen los tiempos de cuarentena.

“Se sufre la cuarentena porque estamos sin carreras. Le dedico horas al simulador, pero en mi vida trabajo en la empresa familiar. Le doy una mano a mi papá. Me hice cargo porque él está dentro del grupo de riesgo porque tiene diabetes. Trato de cuidarme”, explicó Nicolás Moscardini en Carburando En Casa.

El actual campeón del TC2000 y ahora integrante del equipo oficial Honda de Súper TC2000, comentó: “Tomo esto con tranquilidad y tratando de aprender en la empresa familiar. Gracias a esto vivimos y me dio la posibilidad de correr, sobre todo en mis inicios en el karting. Al terminar el colegio ya trabajaba en la empresa. No fue un duro choque, pero sólo un poco más por la situación de mi papá, que chequea toda la labor”.

 


Sobre la actividad familiar, Moscardini detalló: “Estamos como transportistas, tanto de turismo como empleados de una empresa muy grande en La Plata. Hay 14 empleados y el trabajo alcanza para pasar la situación, ya que en la parte de turismo está nula. Hago la parte contable, los servicios diarios. Las cosas se hacen llevaderas y estoy en todos los aspectos de la empresa”.

El piloto platense agregó: “Trabajo hasta el mediodía y el tiempo me sobra y le dedico muchas horas al simulador. Participo de muchas carreras, entre ellas las del Súper TC2000. Deje de lado el entrenamiento físico. Volveré para que no me cueste ese aspecto cuando regresen las competencias”.

Sobre la práctica de competencias virtuales a través de los simuladores, Moscardini se divirtió: “Al ser carreras virtuales nos tomamos las cosas con menor seriedad. Pero durante la carrera nos decimos de todo, pero siempre con buena onda. Nos chocamos. Tuve roces con Milla y con Rosso, pro nos divertimos. Es una forma de ofrecer algo a la gente en esta situación mientras esperamos las carreras de verdad. Es difícil conformarse sólo con lo virtual”.

Por último, Moscardini aguarda ansioso su debut como piloto oficial en Honda: “El Súper TC2000 es un gran desafío para mí. Seguramente las maniobras que podía hacer en el TC2000 no serán factibles en el Súper TC2000. Hay que tener mayor feeling y eso te lo da la práctica. Además, nunca estuve tanto tiempo sin subirme a un auto de competición”.