"No estamos para meter presión, estamos para ganar"

Jorge Maiquez, Director Deportivo del equipo Chevrolet, dialogó sobre la definición del campeonato. "A los amigos de Toyota los vamos a poner nerviosos"

Jorge Maiquez, Director Deportivo del equipo Chevrolet, vivió una jornada intensa. Fiel a su estilo estaba atento a todo lo que iba pasando en el desarrollo del fin de semana. Como todo el equipo sabía que lo único que les servía, pensando en el campeonato, era ganar. Y lo hicieron. Fue de manera contundente y sin dejar dudas, Hoy Chevrolet es el rival más duro que tiene Toyota. De hecho los dos definirán el torneo 2020. Finalizada la final del domingo la sonrisa de Jorge era más grande que le tapabocas. Estaba feliz. En dialogo con Carburando Maiquez fue contundente.  “Cuando uno llega al circuito llega pensando en ganar todo. Cuando eso se logra se piensa en el esfuerzo que hace tanta gente que está involucrada en el proyecto. Lo hecho este fin de semana nos genera mucha alegría. Demostramos que estamos en la pelea y vamos a seguir así hasta la última vuelta”. Cuando se lo consultó sobre las posibilidades, están a 27 puntos sobre 33 en juego, Jorge manifestó. “Somos conscientes de lo que tenemos que hacer y pondremos todos los esfuerzos para llegar con la ilusión hasta la última vuelta”.

En la zona del podio Maiquez también fue contundente cuando fue consultado si a la definición, del torneo 2020, habían llegados las dos mejores marcas. “Para mi Chevrolet es el mejor equipo que hay en el Súper TC 2000 y nos halaga competir con estructuras de calidad como tiene la categoría. Eso nos hace mejorar permanentemente”.

Con respecto a lo sucedido en la carrera clasificatoria, que ganó Bernardo Llaver y se pretendía que le entregue la posición a Canapino, Maiquez respondió.  “El concepto estaba claro pero hubo un problema técnico de comunicación y el resultado no fue el que pretendíamos. A partir de ahí hicimos los ajustes que corresponden y nos enfocamos al domingo que salió como queríamos”.

A falta de una fecha las posibilidades siguen intactas y Chevrolet está muy firme. Por eso Jorge no habla de presión. “Nosotros no estamos para meter presión, estamos para ganar. Como les digo en chiste a mis amigos de Toyota, los vamos a poner nerviosos hasta la última carrera”.