"No lo puedo creer, estoy en una nube"

Nicolás Trosset ganó su primera final dentro del Turismo Carretera. El joven de Arrecifes manifestó que "ganar en el TC es un sueño".

En la semana Nicolás Trosset había manifestado en Carburando en Casa que en el TC, por diferentes motivos, le faltaba consolidarse. Pero como dijo eso también manifestó que sabía que el momento de disfrutar le iba a llegar. “Las carreras son de autos”, sentenció. Y así es. Si bien en San Nicolás el gran candidato era Mariano Werner, por el rendimiento que había mostrado durante la previa, el motor de su Ford falló y la puerta se le abrió a Niki. Pero el de Arrecifes no llegó ahí por casualidad. Su auto también funcionó de manera excelente, aprovechó la situación y logró su primera victoria dentro del Turismo Carretera.

“Quiero que me pellizquen porque no lo puedo creer. Estoy en una nube”, fue lo primero que dijo el piloto de Dodge al bajar del auto. Rápidamente agregó. “Se lo dedicó a mi mamá y a Tati Angelini que desde el cielo hicieron mucha fuerza para que yo pueda lograr este triunfo”.

Antes de terminar expresó lo siguiente: “Quiero agradecer a todo el equipo y a toda la gente que me apoya. Hago mucho esfuerzo para poder correr, me toco siempre la más difícil, pero nunca baje los brazos. Este triunfo tiene un gusto sensacional. Ganar en el TC es un sueño. De chico quise correr acá y con los pies sobre la tierra lo logramos”. Acá su palabra: