No podía viajar para probar y se hizo un circuito

La falta de presupuesto no puede ser un impedimento para prepararse en el motociclismo. Si no se gira, no se mejora y Ezequiel Allende lo sabe.

En toda actividad, cuanto más se la practica, más se mejora, pero en el motociclismo es fundamental estar arriba de una moto para poder tener ese feeling a la hora de domarla y poder ir rápido. Por eso Ezequiel Allende se hizo un circuito de pruebas cerca de su casa para poder girar.

El campeón argentino de la categoría 250 centímetros cúbicos, ascendió a la R3 Cup en 2019, una divisional muy competitiva y con muchos pilotos de nivel, por lo que debe exigirse al máximo para poder rendir. Su problema pasaba por lo económico.

El vive en Pampa del Infierno, Chaco, y no puede viajar hasta un circuito para poder girar con la moto, a su vez su trabajo lo limita también y se le ocurrió una idea, hacer su propio trazado.

Sabiendo que la nueva categoría lo iba a exigir, necesitaba tomar contacto con la tierra, de donde salió, por eso habló con una familia amiga y le cedió unos terrenos donde el mismo a machete y pala comenzó a dibujar su pista.

Los trabajos se realizaban a la hora de la siesta porque era el tiempo libre que tenía y cuando lo pudo acomodar un poco se subió a la moto y comenzó a girar.

Allende sabe que tiene que trabajar todos los días para poder hacer su pasión y buscar otro título argentino, pero también sabe que deberá mantener su circuito, cortar el pasto, acomodarlo y modificarlo para continuar buscando el límite.

Por el momento el piloto del Superbike Argentino se encuentra lesionado en su clavícula pero aseguró que irá a acomodarlo para cuando este bien poder girar de nuevo.