Oberá vuelve a la acción: hoy arrancan las pruebas

Carlos Morales, del Auto Moto Club Oberá, habló en Carburando en Casa sobre la reapertura del autódromo misionero. Mirá cuáles son los protocolos.

“Presentamos mediante la federación misionera los protocolos al ministerio de Deportes y nos corrigieron algunas cosas. Pero salió, por lo que estamos muy contentos. Luego lo presentamos al intendente y se aprobó”, comentó Carlos Morales, del Auto Moto Club de Oberá, que hoy vuelve a la acción con la reapertura del autódromo para pruebas de karting y del automovilismo zonal.

En el regreso de la actividad durante la cuarentena producto de la pandemia por el Covid 19, Morales indicó: “Para un club estar parado es mucho. Se puede probar 6 kartings por día. En ese caso puede ir un piloto con un mecánico, mientras que en autos se habilitan un piloto con dos personas. Tenemos que dar turnos para realizar las pruebas. Ya empezamos a movernos y estamos muy contentos”.

 


¿Cómo es el procedimiento para los entrenamientos? “Hay una planilla para ver quién ingresa, se controla la temperatura de cada uno que ingresa, a qué hora. Pasamos el informe al ministerio de Salud, por si hay un rebrote. Luego en el predio el protocolo fija que tiene que haber un distanciamiento entre los equipos de 10 metros. Para eso habilitamos un box de por medio”, indicó.

“Nos objetaron la cantidad de personas que pueden ingresar. Rafael Morgenstern (piloto y ministro de Deportes provincial) nos sugirió en ese sentido. Sólo puede haber dos personas del club para controlar las pruebas, además del alcohol en gel y todo lo que tiene que ver para la salud”, explicó Morales, que agregó: “A medida que empiecen a probar, los pilotos ya van a querer correr.

Para el club será muy complicado realizar carreras sin público, porque hay una serie de gastos que hay que afrontar. Creo que para julio o agosto ya tendremos carreras”. Los cuatro autódromos habilitados para las pruebas en Misiones son los de Posadas, Apóstoles, El Dorado y Oberá. “Nosotros teníamos para aguantar un mes y medio más. No tenemos el personal a cargo, y eso nos permitía seguir un poco más sin actividad. Además hay mucha gente que apoya al autódromo y permite que se afronten ciertos gastos”, dijo Morales.

No sólo el Coronavirus azotó a la región: “En Oberá tuvimos muchos casos de Dengue. Ahora con el frío ese tema se calma. Yo me agarré dos veces, en febrero y en Semana Santa. No se lo deseo a nadie, fueron 10 días muy complicados realmente”, confesó.