Ofrecen 973 millones de dólares para comprar Codemasters

La poderosa compañía de videojuegos Take-Two pretende quedarse con la desarrolladora británica de las sagas de los juegos de F1 y Dirt.

 Codemasters, la compañía que desarrolló el juego de F1 y la serie Dirt Rally, recibió una oferta de 973 millones de dólares de parte de Take-Two, una de las empresas más importantes de la industria del gaming y creadora de los exitosos Rockstar o 2K, y antes que finalice el año podría concretarse una de las ventas más explosiva del mercado.

Al mismo tiempo que lanzó el Dirt 5, Codemaster recibió el tentador ofrecimiento. La empresa con sede en Southam, Warwickshire, en el Reino Unido, ve con buenos ojos el negocio y ahora intentará convencer a sus accionistas para avanzar con la venta. De todas maneras, Take-Two ahora deberá hacer la propuesta formal y tiene tiempo hasta el 4 de diciembre para poder presentarla.

Codemasters es una compañía especializada en los videojuegos de carreras. Además de F1 o Dirt, también dejó a lo largo de los años títulos como OnRush o Grid. Incluso, a fines del 2019, adquirió Slightly Mad Studios con lo que incorporó a su portfolio el simulador Project Cars y Fast & Furious Crossroads. También, es propietario de las licencias del FIA World Rally Championship (WRC).  

"Take-Two cree que la combinación de Take-Two y Codemasters uniría dos carteras de entretenimiento interactivo de clase mundial, con un ajuste altamente complementario entre 2K y Codemasters en el género de carreras", dijo Take-Two, haciendo referencia a la editorial de videojuegos 2K, que cuenta con numerosos títulos deportivos en su catálogo.

La empresa compradora entiende que los juegos de Codemasters se beneficiarían a través de todos los recursos que tiene Take-Two para distribución, estudio de mercado y marketing, por lo que se podría mejorar considerablemente en términos de ventas, y además mantendrían la autonomía suficiente para desarrollar sus juegos como hasta ahora.