Ott Tanak desobedeció a su manager en España

El estonio Ott Tanak logró su primer título mundial de Rally en España acelerando hasta el final y sin especular.

Ott Tanak sabía desde el viernes, cuando quedó casi descartado Ogier, que sumando bien y sin cometer errores podía consagrarse campeón por anticipado en España.

Neuville tenía que ganar todo lo que había en juego y esperar que Tanak quede dos puestos detrás de él en la general y en el Power Stage final para estirar la definición a la última fecha en Australia.

Al llegar al último tramo a Tanak le alcanzaba con ser tercero en el Power Stage, pero el estonio salió a fondo, lo ganó y le arrebató el segundo puesto en la general a Dani Sordo por sólo 4/10.

tanak estonios

Tanak junto a su manager y socio en algunos negocios, Markko Martin, había dialogado acerca de la definición de la carrera.

Martin le pidió que no arriesgara demasiado y que si no se daba en España le dijo que se daría en Australia.

"Hablamos y su consejo fue que sumara todos los puntos posible y no atacara. Obviamente yo no estaba contento con esto", comentó riendo Ott.

"Antes del Power Stage, tenía dos opciones. Básicamente, para conducir y esperar que Thierry no se lleve demasiados puntos, o esperar que yo sumará suficientes. Sabía que esto no iba a pasar.

Sabía que Thierry atacaría y sumaria el máximo de puntos, así que la elección para mí fue atacar y marcar diferencias.

Al principio de la especial, en los primeros kilómetros, no estaba completamente relajado. Quería relajarme lo más rápido posible. Me las arreglé para empujar un poco más. Sabía que iba a ser difícil, pero al final, fue un trabajo bien hecho", comentó el flamante campeón que acabó con 15 años de supremacía francesa en el WRC.

"Ahora el alivio es grande, desde el jueves todo el mundo me preguntaba por la presión que sentía y eso daba vueltas en mi cabeza", le dijo Tanak a la web oficial del WRC.