Pedido formal para el regreso de los acompañantes

Febea Rost, presidente del TC 4000 Bonaerense, habló con Carburando sobre el petitorio presentado a la CDA del ACA.

Desde que en 2006 se decidió la prohibición de los acompañantes en el automovilismo argentino, las categorías zonales debieron acatar una medida que no compartían. Ahora, representantes de divisionales del interior del país reunieron más de 1.300 firmas para firmar un petitorio que fue enviado a la CDA del Automóvil Club Argentino para que se habilite el regreso del copiloto.

Febea Rost, ex acompañante y presidente del TC 4000 Bonaerense que impulsa la propuesta, habló con Carburando para contar cómo empezó a tomar fuerza la idea y cuáles son los motivos por los que la mesa directiva del ente rector del automovilismo argentino debería considerar la medida.

“Un poco tiene que ver con una cuestión económica y otra por un deseo genuino”, explicó Febea, la dirigente de Pergamino que tomó las riendas de la cuestión. “Esto permitiría recuperar autos arrumbados en los talleres, generar más movimiento de dinero en las ventas de entradas de los clubes, en las cantinas, en las licencias deportivas y médicas, y además alimentar el semillero del automovilismo que son las categorías zonales”, comentó Rost además de remarcar que significa una gran oportunidad de subirse a un auto de carreras para muchos apasionados.  

Respecto de la seguridad, la conductora de la categoría que comprende a Arrecifes, Pergamino, Baradero, Colón, entre otras ciudades de aquella zona de Buenos Aires, manifestó: “Nosotros nunca estuvimos de acuerdo con que se bajaran a los acompañantes, porque el riesgo no es el mismo que en una categoría nacional, ya que las velocidades son mucho más bajas y eso lo demuestran las estadísticas: en los zonales no hay accidentes graves”.

Mirá la entrevista completa: