¿Por qué Canapino no aceptó el saludo de Werner?

Finalizada la carrera de TC en Toay, donde ganó Mariano Werner. el entrerriano quiso saludar a Canapino y el Titán no lo aceptó. Acá los motivos

Las imágenes generalmente hablan por sí sola aunque muchas veces habría que ver la secuencia completa para ver el final de la película. Más allá de eso, la foto del podio de Toay es una sola y lo que se ve claramente es que Mariano Werner le tiende la mano, para saludarlo, a Agustín Canapino y el de Arrecifes no la recibió.  ¿Había motivos? Si. Canapino estaba molesto por una par de maniobras en el desarrollo de la final. Para el Titán hubo situaciones que fueron más allá del límite por parte del entrerriano. “Hubo momentos donde debería haber dejado el auto puesto”, sentenció el bicampeón de la categoría que en la conferencia de prensa seguía manteniendo las dudas sobre ciertos movimientos del Ford.  Cuando se le preguntó si Werner se había defendido de manera excesiva, el arrecifeño contentó, sin mucho convencimiento y de manera irónica, “si no la sancionaron es porque habrá hecho las cosas bien”. El malestar de Canapino pasó por los relanzamientos. Allí considera que el piloto de Ford lo va corriendo y no le permite acompañarlo a la par. Eso se ve en la TV pero no parece, para nada, una maniobra antideportiva.

La lucha entre los dos fue a todo o nada. Canapino quería ganarle la carrera porque le sacaba la chance la victoria que Werner necesitaba y Mariano quería triunfar para tener una gran oportunidad en Neuquén. Las oportunidades más claras que tuvo el de Chevrolet fue cuando se retiraba el auto de seguridad pero el del ovalo supo cuidar sus espaldas. Werner corrió fiel a su estilo y con el cuchillo entre los dientes. Hay que destacar que Canapino fue por todo, lo intentó, pero en pista se encontró con un rival tan duro como él y ahora deberá tenerlo muy en cuenta. Ayer no hubo saludo en el podio y si felicitaciones entre ellos en la sala de prensa. Está claro que la foto fue una sola y todas hablan de ella. Agustín estaba molesto y lo hizo notar. Puede gustar o no, pero es lo que sintió y no lo ocultó.