¿Por qué no sancionaron a Leonel Pernía?

Leonel Pernía iba a ser sancionado por el toque a Ricardo “Caíto” Risatti, aunque hubo un giro imprevisto en la decisión de los comisarios deportivos.

Leonel Pernía y Ricardo “Caíto” Risatti ofrecieron una batalla en pista intensa y entretenida por el tercer puesto de la carrera del Súper TC2000, ayer, en Paraná, que tuvo su momento más crítico y polémico en la última fricción que determinó el sobrepaso definitivo del piloto de Tandil y que le permitió acceder al tercer escalón del podio. Aunque el suspenso se mantuvo durante varios minutos después de la carrera, hasta que los comisarios deportivos confirmaron el clasificador sin cambios en esas posiciones luego de un largo análisis.

La definición en el recinto de la CDA del ACA pasó por varias instancias. Tras la evaluación de las cámaras a bordo, Pernía iba a ser sancionado por la maniobra. La ejecución del sobrepaso, con el Renault Fluence GT pegándole al cono y con casi la mitad del auto por la tierra, pero en especial por la agresividad del frenaje y el contacto con el Honda Civic de Risatti, eran herramientas suficientes –según las autoridades de la CDA- para castigar al puntero del campeonato.

Leer Liberen a Milla

Sin embargo, quien “salvó” a Pernía fue justamente Risatti. Y lo hizo con su declaración. Según pudo conocer carburando.com, el piloto de Laboulaye confesó que su auto sufría de ida de trompa en la parte final de la carrera, por lo que debió anticipar su maniobra para doblar hacia la izquierda en la chicana. Eso provocó el tempranero encontronazo y que el Renault excediera los límites válidos de la pista.

De haber sido penalizado, Pernía hubiese sido colocado detrás de Risatti, por lo que el líder del certamen habría quedado quinto y sumado cinco puntos menos de los que se trajo de Paraná.