¿Qué autos del Súper TC2000 están firmados?

Ante la pérdida de Alberto Canapino, Chevrolet estampó la rúbrica del arrecifeno en sus Cruze. Pero hay más vehículos que portan un recuerdo en sus decoraciones.

La muerte de Alberto Canapino sacudió al automovilismo argentino en general, pero caló hondo en el seno del equipo Chevrolet YPF de Súper TC2000. La pérdida del arrecifeño fue un cimbronazo en la estructura, pero también un golpe a la moral de una escuadra que con el reconocido proyectista recuperó el protagonismo.

Con la idea de seguir el legado técnico que les dejo Alberto, Chevrolet acomodó el andamiaje con la continuidad de Guillermo Cruzzetti, quien en 2020 ya trabajaba dentro de la formación y este año pasó a ocupar el lugar de su gran amigo. Además, la marca del “moño dorado” tuvo un gesto que grafica lo que significó para ellos Canapino en el corto tiempo que estuvo: estampó la firma del chasista en sus tres Cruze.

La rúbrica está colocada en la punta del capot, justo al centro y encima del logo de la terminal. El pasado sábado, Agustín acarició dicho lugar después de ganar la carrera clasificatoria, su primera victoria a poco más de un mes de la partida de su padre.

Sin embargo, dentro del Súper TC2000 y el TC2000 no son los únicos vehículos que llevan una firma tatuada en su decoración. Los vehículos del Puma Energy Honda Racing y los del Toyota Young tienen un recordatorio en sus diseños.

El 16 de diciembre de 2015, Leo Monti perdió la batalla contra el cáncer. Su hermano de la vida, Víctor Rosso, decidió homenajearlo grabando a fuego su nombre en su última creación. Por eso, a partir de 2016, los Ford Focus de la Escudería Fela portaron el registro del hombre de Marcos Juárez.

Sin embargo, este signo no quedó solo en aquella oportunidad, sino que se mantiene inalterada en la actualidad. En las proximidades de la punta delantera izquierda del capot de los Honda All New Civic se encuentra la firma de Monti.

El Toyota Young es la continuidad de la Escudería Río de la Plata, el proyecto más ambicioso de Víctor De La Rosa. El ingeniero de El Colorado dejó la vida terrenal el 2 de enero de 2018 después de pelear contra una larga enfermedad. El formoseño había conformado una estructura que siempre hizo base en el TC2000.

A modo de recuerdo constante, las personas que De la Rosa supo comandar siguieron con su obra y como él no podía faltar, decidieron inmortalizarlo en sus autos. El parante trasero de los Corolla de Ignacio Montenegro y Eugenio Provens lleva la firma de su alma máter.