¿Qué dijo Vettel sobre el toque de Leclerc?

Sebastian Vettel habló luego del toque que sufrió por parte de su compañero de equipo Charles Leclerc en el Gran Premio de Estiria.

El Gran Premio de Estiria de Fórmula 1 duró poco para Ferrari, ya que Charles Leclerc y Sebastian Vettel se tocaron y producto de este incidente ambos debieron abandonar. El alemán hizo referencia a lo que sucedió en la segunda curva del circuito austríaco.

“Estaba muy sorprendido. Tenía la cuerda y no esperaba que Charles intentara algo”, señaló Vettel una vez que se bajó de su Ferrari tras abandonar el Gran Premio de Estiria.

Además, al momento que le señalaron que todos estaban de acuerdo que el culpable de la maniobra era Leclerc, el alemán señaló con un tono de ironia: "He tenido suerte, por una vez, los expertos están de mi lado. 

Sobre la carrera en sí, Vettel comentó: Es extremadamente amargo, porque me habría gustado comenzar la carrera limpia y luego encontrar el ritmo. Y también tener una respuesta, por un lado con respecto a la actualización del coche, y por otro lado con respecto al auto y al pilotaje en comparación con la semana pasada. "La carrera fue extremadamente corta. No recuerdo cuándo tuve una tan corta. Es una lástima, especialmente después de la semana pasada, quería recuperarme hoy. Creo que habría ido mucho mejor que la semana pasada, pero...".

Por último, reveló que en el momento no se dio cuenta quien había sido el piloto que lo había chocado: "Cuando vi que él también iba a boxes, supe que probablemente había sido él. Pero al principio no. Supongo que es amargo para los dos y amargo para el equipo".

 

Por su parte, Leclerc utilizó las redes sociales para pedir disculpas: “Estoy decepcionado de mí mismo. Lo siento, pero lo siento no es suficiente. Seb no tiene fallas hoy. He decepcionado al equipo después de trabajar una semana entera para traer las actualizaciones temprano. Demasiado ansioso por ganar esos lugares en la primera vuelta. Aprenderé de ello”, expresó Leclerc a través de su cuenta de Twitter.

 

La situación sucedió cuando Leclerc intentó el sobrepaso hacia Vettel en el frenaje de la segunda curva, allí el monegasco se montó a la Ferrari del alemán y le arrancó el alerón trasero. Al instante, ambos fueron a boxes, donde el cuatro veces campeón del mundo debió abandonar y su compañero siguió en carrera pero momentos después tuvo que desertar.