Qué Fórmula 1 vamos a ver

Se termina la espera y arranca el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 en Austria

El Gran Premio de Austria, la apertura de este campeonato 2020, está a la vuelta de la esquina. Uno tiene la sensación de que han pasado años, pero fue en el mes de marzo cuando estaba todo listo para arrancar y un caso de contagio en McLaren obligó a la cancelación de la primera fecha en Melbourne y le abrió la puerta a la incertidumbre. Pasaban las semanas y se sumaban las cancelaciones y postergaciones de diferentes eventos hasta que Liberty Media pudo armar un calendario alternativo con ocho Grande Premios confirmados y otros tantos a punto de ser anunciados. 

El circuito de Spielberg, el Red Bull Ring, ya está listo. Luce muy diferente a otras ocasiones, con estrictas medidas de seguridad sanitaria para que el coronavirus no interfiera en el desarrollo de la actividad que ya ha sido bastante castigada hasta ahora.  En este escenario correrán las primeras dos. La actividad mantendrá su formato habitual con dos entrenamientos el viernes, uno el sábado junto con la clasificación y con la carrera el domingo. También habrá Fórmula 2 y Fórmula 3 a lo largo del fin de semana. 

Será una Fórmula 1 diferente. Sin público, sin invitados, sin podio y con controles sanitarios estrictos. Los equipos no pueden trasladar más de 80 personas cada uno, por lo general son 130. La productora de Liberty redujo de 250 a 60 personas el personal afectado a las distintas tareas. Distinto, pero el campeonato se pondrá en marcha por el bien de todos los involucrados y de aquellos que queremos ver esos 20 autos en pista.

Es un circuito técnico, de solo 9 curvas, donde en los últimos eventos se ha destacado el equipo local y dueño del autódromo, Red Bull. Max Verstappen fue el ganador en 2018 y 2019. Lewis Hamilton no gana en Austria desde 2016 en una definición polémica con su compañero Nico Rosberg quien en la era híbrida lo venció dos veces (2014 - 2015) y también perdió con Valtteri Bottas en 2017, además de las dos mencionadas del holandés. Red Bull será fuerte, al menos eso parece y no solo por sus antecedentes en casa, sino porque están confiados en luchar contra Mercedes en un nivel más parejo. Han sugerido que Honda logró más potencia y se ven candidatos. No nombré a Ferrari, pero de eso hablaremos más abajo. 

Mercedes sigue siendo el candidato. Ganador de los últimos 6 campeonatos del mundo también se perfila como el rival a vencer este año. Sus pruebas en pretemporada fueron positivas, más allá de algún problema de confiabilidad en los motores que habrá tenido al equipo muy ocupado durante la cuarentena. ¿Lewis Hamilton irá por su séptima corona o será el año de Bottas?. El británico siempre es candidato pero hace tiempo que no se ve al mejor Hamilton en el arranque de las temporadas. Le lleva algunas carreras llegar al 100% de su rendimiento y cuando lo consigue ya no lo para nadie. Puro talento y un auto casi perfecto. Si su compañero quiere pelear, deberá aprovechar desde el inicio este calendario ajustado. Por otra parte, aún no hay anuncios que aseguren la continuidad de Lewis Hamilton. Algunos lo dan por descontado, otros abren el interrogante, pero lo concreto es que el nuevo contrato no está firmado. El campeón está muy preocupado por lo que está pasando en el mundo, por el maltrato animal, por los actos de racismo y por lo que ha generado la actual pandemia. Esta preocupación ¿lo habrá hecho pensar en el retiro?. Es probable que si, pero la opción de continuar está latente si acceden a la enorme cifra que pide, cercana a los 50 millones de dólares por año. 

Ferrari se fue cabizbajo de Barcelona en los tests de febrero y marzo pasados. La SF1000 no mostró en pista lo esperado por los ingenieros. Decidieron resignar algo de velocidad para ganar carga aerodinámica y el equilibrio logrado en el diseño no los dejó conformes. Se comenta que el receso ha servido para mejorar en algunos aspectos junto con mejoras que se irán incorporando con el pasar de los primeros Grandes Premios. A la vez, el equipo ya decidió prescindir de los servicios de Sebastian Vettel desde el próximo año, apostar a su afianzada estrella Charles Leclerc y preparar el futuro arribo de Carlos Sainz. Con ese contexto uno imagina cierta incomodidad en la escudería de Maranello a la hora de diagramar estrategias que no siempre podrán cumplirse en pista. 

Próxima pregunta: ¿Quién será este año el mejor del resto?. En esta F1 por momentos hay que hacer el ejercicio de no mirar a los Mercedes, Ferrari y Red Bull y analizar qué sucede más atrás. El cuarto puesto en el campeonato de constructores significa mucho dinero y hay varios candidatos. Algunos tal vez sueñen con lograr podios si tienen algo de suerte y hacen bien las cosas. Racing Point ha sido catalogado por varios como un equipo a considerar en 2020. El Mercedes Rosa, como le dicen por su parecido a la “Flecha de Plata“ 2019, parece candidato a recuperar algo de protagonismo con Checo Perez y Lance Stroll. McLaren sigue ganado fuerza con medidas adoptadas desde hace unos años y con dos pilotos que están en muy buen nivel como el joven carismático Lando Norris y el español Carlos Sainz en su último año vestido de naranja antes de ser reemplazado por Daniel Ricciardo. 

Renault necesita sumarse a ese grupo con mayor contundencia. Fueron quintos en 2019 pero lejos de McLaren. Faltó velocidad y confiabilidad. Su jefe Ciryl Abiteboul y los pilotos Daniel Ricciardo y Estaban Ocon tendrán más presión de la habitual en este período. La marca francesa tomó decisiones drásticas semanas atrás, cerrará algunas plantas y reducirá significativamente sus gastos, aunque apostó a seguir apoyando su participación en la F1. Tendrán una vacante en 2021 cuando el australiano se vaya a McLaren. Sonó el nombre de Fernando Alonso y también el de Sebastian Vettel, pero nada está definido hasta ahora. 

Alpha Tauri, el nuevo nombre de Toro Rosso, dependerá del apoyo que le brinde su hermano mayor Red Bull. Con Danil Kvyat y Pierre Gasly listos para dar lucha. Han tenido buenas carreras en los últimos tiempos dentro del segundo grupo de autos. De hecho Gasly fue séptimo entre lo pilotos el año pasado. 

Hasta donde podrán llegar Haas, Alfa Romeo y en especial Williams, es una incógnita. Equipos que serán beneficiados en las próximas temporadas por las nuevas normativas que limitan el gasto, pero que por otra parte deberán seguir invirtiendo para salir del fondo. Williams está en venta y uno de los que ha contribuido con la continuidad del equipo es el multimillonario Michael Latifi, padre de Nicholas que ya es piloto titular junto a George Russell. También entró a jugar fuerte un posible comprador del equipo, el ruso Dimitry Mazepin, padre del piloto de Fórmula 2 Nikita Mazepin. Su presencia en el equipo es más notoria desde el alejamiento de Rokit, que era el sponsor principal, ahora reemplazado por dos grandes compañías rusas, la tecnológica Acronis y la alimenticia Sofina. 

Después de tanta espera ha llegado el momento de ver a los autos en pista, ver quién mejoró y quién no, si Mercedes seguirá dominando o si Red Bull y Ferrari tenían algo escondido. Si habrá sorpresas o no. Qué pasará en pista entre Vettel y Leclerc, en fin. Muchos interrogantes pero muchas más ganas de que de una vez por todas comience el show.