Rossi: "Con este nivel no se puede esperar mucho"

Matías Rossi volvió a tener en Rafaela un mal fin de semana. Su Ford no fue competitivo y en el arranque de la Copa de Oro se llevó menos de lo pensado

El fin de semana de Matías Rossi no fue el esperado y fue uno de los más complicados de la temporada dentro del Turismo Carretera. En el circuito de Rafaela su Ford no pudo ser protagonista. Ni bien arrancó la actividad del viernes, el motor dijo basta y debieron reemplazarlo. Como si fuese poco, el que cambiaron no tenía un buen rendimiento y con el equipo decidieron ir por otro. Le alquilaron una planta impulsora a Nico Bonelli.

El de Del Viso se puso como objetivo para el domingo no romper el auto y llevarse un puñado de puntos. Luego de haber quedado en el puesto 40 por la penalización, cambió dos motores, en la serie llegó 10º y en la final arribo 23º. En la Copa de Oro está 10º con 20,5 pts. Valentín Aguirre, que es el líder, tiene 54.

 


La fecha anterior también fue mala

Está claro que cuando a Rossi le nombren Rafaela no llevará a su mente buenos recuerdos. Para el piloto de Del Viso no fue malo este fin de semana donde se disputó la undécima fecha del campeonato de TC. En la visita realizada por la categoría en el mes de mayo, el de Ford también tuvo un fin de semana complicado. En esa oportunidad, Rossi clasificó 21º, terminó 13º en la serie y arribó 27º en la final.