"Tito" Bessone prendió el Fuego

"Tito" Bessone, ídolo de Ford, fue el primer ganador con uno de los modelos más exitosos de Renault, la coupé Fuego

Transcurría el año 1985 y para el TC2000 fue muy especial. En esa temporada comenzaron los primeros cambios de modelos.

Los autos deportivos que las terminales ponían en la calle, aparecían en competición.

Mientras Ford, con Herceg  ponía en pista la Sierra XR4 con el 1 en sus laterales, producto del campeonato obtenido el año anterior por Mario Gayraud con la coupé Taunus, Carlos Akel hacía lo mismo con un modelo similar manejado por Rubén Daray, finalmente Campeón.

Por su lado, Renault con emprendimientos particulares,  hacía debutar con Jorge Serafini, la coupé Fuego, tratando de reemplazar a la berlina 18 con la cual había logrado el primer éxito de la marca en la categoría. 

Si bien el producto del rombo se mostraba competitivo, la victoria se hacía desear. Pero, finalmente, esa deuda fue saldada el último fin de semana de noviembre de 1985.

TC2000 llegaba al veloz autódromo “General San Martín” de Las Flores, Bs.As., para disputar la anteúltima fecha del torneo.

Bessone Fuego

“Tito” Bessone  presentaba una Renault Fuego impecable, de color negro, con la publicidad de las pilas Duracell.

El auto era preparado por el recordado y querido "Negro" Héctor Giambrone, con motores del “Mago”, Oreste Berta.

El sábado, durante la clasificación, Bessone tuvo que renegar demasiado con un auto muy sobrevirante,  pero con muy buena velocidad final.

Encima en el comienzo de los entrenamientos le pidió consejos a su archrival Juan María Traverso para que lo lleve un par de vueltas de tiro mostrandole los radios de giro y así acortaba distancias con un auto de tracción delantera. Los tiempos no salían, pero Traverso era muy rápido.

La incertidumbre se terminó cuando un avezado periodista le sugirió a “Tito” que el Flaco lo estaba engañando, llevándolo por radios cambiados.

La clásica picardía de aquellos tiempos la pudo supo corregir a tiempo y lograr el tercer lugar en la clasificación.

Tito Renaul Fuego

La final fue más que entretenida. Bessone peleaba la punta con Traverso y su Renault 18 del equipo Autodelta de San Nicolás, Mario Gayraud con la Sierra XR3 y Héctor Rodolfo Zuain con otro R18.

Traverso abandonó con su Renault 18 y Bessone tomó la delantera, moderando el acelerador de la Fuego cuidando el neumático que parecía no llegaba al final.

Mario Gayraud con la coupé Ford del “Polaco” se lo llevaba por delante pero solo acercándose a distancia prudencial para evitar un toque.

Pero el gran rival de la Fuego negra fue otra Fuego.  La primera que hizo debutar Jorge Emilio Serafini, local en esa carrera.

Así, vuelta a  vuelta, Serafini dio cuenta de Carlos Crocco, Eduardo "Pucho" Saénz, de los primos Gerardo  y Gustavo del Campo, con el equipo Del Sur Motors, y de Gayraud.

La Fuego amarilla ocupaba ya el segundo lugar y el público local soñaba con una heroica victoria de su hijo pródigo.

Lo llamativo de ese auto era que tenía la butaca el centro del habitáculo, como si fuera un Fórmula, o el cuadrado del “Tola “ Peduzzi en el histórico TC.

bessone

Finalmente, luego de veinte vueltas y casi con lo justo, Bessone obtuvo su primer triunfo en la categoría y le dio a la Fuego la primera de sus 52 victorias en el TC2000.

Segundo y ahí nomás llegó Serafini logrando un contundente 1-2 de la revolucionaria coupé.

Bessone 85

Ese fue el único triunfo de Bessone con la marca dentro de la categoría, ya que al año siguiente pasó a Ford, marca con la cual logro el resto de sus victorias en la categoría.

La história dirá que el primer ganador en TC2000 con una Fuego, fue un ídolo de Ford, Bessone.

Cosa del automovilismo ya que el primer ganador con un Ford en la categoría fue ídolo de de Renault, Traverso.