Toyota lanzó otro híbrido: llegó el C-HR

C-HR es un crossover que Toyota trae desde Turquía y sólo en la versión híbrida. Mirá los detallesen seguridad y equipamiento del nuevo vehículo.

Toyota, fiel a su política de acentuar su postura con los vehículos híbridos, realizó una nueva presentación en la Argentina. Tras el lanzamiento del Nuevo Corolla con ese tipo de motorización, ahora instala en el mercado nacional el C-HR, un crossover compacto de singulares líneas.

Claro que no sólo el Nuevo Corolla es el antecesor híbrido del flamante C-HR, también previamente se comercializó el tan mentado Prius, símbolo de la marca en cuanto a este tipo de vehículos, y la RAV4. En este caso, el C-HR se entregará a partir de enero próximo.

Sobre la base de la plataforma GA-C, la misma que se utiliza para el Nuevo Corolla presentado hace algunos días en Balcarce, el C-HR es importado desde Turquía. El motor naftero de ciclo Atkinson de 1,8 litro y 98 CV se combina con otro impulsor eléctrico de 72 caballos. Al funcionar en forma conjunta, la potencia total de ambos impulsores alcanza los 122 CV. La transmisión es automática de variación continúa eCVT, controlada electrónicamente. La tracción es delantera.

Toyota informó que el consumo promedio (urbano/extraurbano) es de 4,4 litros cada 100 kilómetros, mientras que únicamente en ciclo urbano se reduce a 3,9 litros/100 km.

En cuanto a la seguridad, cuenta con 7 airbags y Asistencia activa en curvas, ACA, por sus siglas en inglés, (Active Cornering Assist) logra una mejora en el comportamiento del vehículo cuando se acelera tomando una curva, resultando en una sensación de dirección más lineal.  El sistema tiene como objetivo reducir el subviraje aplicando el freno en la rueda interna a la curva.

El equipamiento se destaca por la pantalla multimedia de 7 pulgadas con Android Auto y Apple CarPlay, climatizador bizona, cuatro modos de conducción del conjunto híbrido, y suspensión trasera multibrazo, entre otros.

Es un vehículo con beneficio arancelario para unidades impulsadas por energías alternativas (tributa 5% de impuesto aduanero, en lugar del 35% habitual). Asimismo, por contar con la característica híbrida, no paga impuesto a las patentes en las ciudades de Buenos Aires, Neuquén y Río Grande, mientras que en la provincia de Mendoza tributa sólo el 50% de patente.

Como en los demás productos híbridos de Toyota Argentina, la garantía del vehículo es de 5 años o 150.000 kilómetros, mientras que paras las baterías el plazo es de 8 años o 160.000 kilómetros.

El precio de lanzamiento al mercado argentino es de 37.500 dólares.