Argentinos en el exterior

Un argentino es campeón de la Extreme E

El ingeniero cordobés Nahuel Viano integra el equipo Rosberg X Racing y el pasado fin de semana se consagraron como los primeros campeones de la categoría de SUV eléctricos.

Un argentino es campeón de la Extreme E
Un argentino es campeón de la Extreme E

La Extreme E completó su calendario inaugural el pasado fin de semana con el Jurassic X-Prix y también conoció a sus primeros campeones. El equipo Rosberg X Racing, con la dupla conformada por el sueco Johan Kristoffersson y la australiana Molly Taylor, se convirtió en monarca de la novel categoría de SUV eléctricos que corren en diferentes lugares del planeta para crear conciencia sobre el cuidado del medio ambiente.

Las escuadras de la divisional están conformadas por solo cinco personas que deben hacer diversas tareas juntos a los pilotos. En este 2021, la Extreme E contó con nueve escuderías, por lo cual solo 45 personas en el mundo formaron parte de las escuadras que lucharon por el título. Dentro de ese compacto grupo hay un argentino y no esta en cualquier equipo, sino que es integrante de la formación que grito campeón.

Leer además: ¿El peor año de la CDA?

Nahuel Viano emigró a Europa en 2018, trabajó una temporada en el JAS Motorsport dentro del WTCR y en 2019 paso al Team Rosberg del DTM alemán como Performance y Data Engineer. Este año, la categoría germana decidió mutar a los GT3 y allí, el campeón 2016 de la Fórmula 1 decidió apostar por la Extreme E debido a sus fuertes valores con el cuidado del medio ambiente.

“Llegado el 2021, DTM cambió de reglamento del auto Clase 1 al GT3. En ese momento nació el proyecto del Extreme E y debido a mi perfil dinámico, me ofrecieron ser parte del grupo de cinco personas que pueden trabajar en el auto”, le contó Viano a Carburando.

Y agregó: “Por cuestiones reglamentarias, solo cinco personas pueden trabajar en el auto, es por ello por lo que en RXR decidimos un esquema de un Race Engineer Data que debe hacer trabajos de mecánico cuando es necesario, un coordinador que también hace mecánica y dos mecánicos fijos. Sumado a esto, necesitábamos una persona para el cambio de pilotos, llamado Driver Switch, que debía ser ágil y medianamente “atlético” para poder moverse y realizar la tarea, que luego de algunos intentos me fue asignada a mí”.

Para el cordobés y sus compañeros, la experiencia fue totalmente nueva porque no hay categoría en el mundo que reproduzca el formato y estilo de carrera que tiene la divisional creada por Alejandro Agag. “De los 5 involucrados, el Race Engineeer es el único dedicado al rally, pero para el resto fue todo un mundo nuevo pasar del DTM, que se trabaja con una precisión de decimas de milímetro, al mundo del off-road, donde las prioridades son otras a la hora de alistar el auto”, indicó.

“Fue todo un cambio e incluso para aquellos con experiencia en la especialidad fue un desafío. No había antecedentes de carreras de este tipo, con autos eléctricos en circuitos y con cambio de pilotos. Viendo en retrospectiva fue un camino de aprendizaje y constantes retos. Además, como si los desafíos técnicos no fueran suficientes, Extreme E como organizador se encargó de que siempre tengamos un nuevo problema por resolver”, puntualizó.

En tanto, el ex ingeniero del equipo Renault de Súper TC2000 describió cómo transcurrían las labores en cada una de las fechas. “Llegábamos a los lugares de las competencias y teníamos dos días para hacer el service del auto. Luego se hace el evento y tras la carrera, nos queda poco tiempo para trabajar de cara a la próxima fecha. El SUV no vuelve al taller y por eso tenemos un margen limitado para hacer cosas sobre el vehículo. Sumado a eso, los escenarios donde teníamos que desarrollar la tarea no eran fáciles, ya que por ejemplo en Senegal el calor era insoportable, en Groenlandia el frío también hizo lo suyo y en Inglaterra nos agarró la lluvia y tuvimos que trabajar en el barro. No solo es hostil para el auto, sino que para todo el equipo también”, detalló.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Nahue (@nahue_vh)

Otro de los aspectos que abordó el profesional argentino fue influencia que tuvo en la faz personal está posibilidad de trabajo. “La experiencia fue muy buena en lo laboral y también en lo personal. Visitar países como Senegal me hizo ver a gente que realmente tiene problemas, no solo el deporte motor nos dejó un aprendizaje. La Extreme E es muy integral para todos, los pilotos tienen que hacer acciones publicitarias y ven otra realidad, nosotros vivimos lo que pasa en el lugar durante lo largo del evento y el mundo se entera de las cosas que pasan en diferentes zonas del planeta”, remarcó.

En la misma línea, contó lo que vivió durante el Ocean X-Prix, que se disputó en África. “La verdad que te hace pensar cuáles son problemas importantes. Fuera de lo que fue la carrera, en Dakar fue muy duro. Hay chicos de siete u ocho años que van al colegio con botellas vacías en la mochila para buscar agua y llevarla a su casa. Se ven cosas diferentes, pero lo que más me impactó fue Senegal”, aseguró.

Por último, Viano hizo un balance de lo que fue desarrollarse dentro de la movilidad eléctrica. “El mundo de lo eléctrico, que guste o no, es una tecnología nueva y es hacia donde muchas marcas apuntan, así que es una linda alternativa y sirve estar involucrado. Soy afortunado de ser uno de las 45 personas que trabajan en la categoría, porque son cinco los autorizados a meter mano en el auto”, concluyó.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Nahue (@nahue_vh)

 

Recibir mas informacion sobre
Un argentino es campeón de la Extreme E

Lo mas leído

Destacadas

TC2000

Ver todas

Turismo Carretera

Ver todas