Un tanque de guerra apareció abandonado en una autopista

El vehículo militar fue abandonado en la autopista Interestatal 80 a la altura de Nebraska, Estados Unidos. Curiosidad y desconcierto de los automovilistas.

Se puede encontrar casi cualquier cosa en una ruta, o en sus alrededores pero a veces la realidad supera la imaginación. El hecho ocurrió en Estados Unidos y no deja de llamar la atención por lo que ha sido publicado en medios internacionales. Primero hay que situarse geográficamente en la Interestatal 80 que es una autopista que atraviesa los Estados Unidos de costa a costa a lo largo de más de 4.500 kilómetros de hormigón, siendo la segunda carretera más larga del país. En su paso por Nebraska, tiene tramos bastante pintoresco en el que la ciudad de Omaha es la única urbe destacada a lo largo de los 740 km de recorrido. En esta vía el paisaje lo comforman los campos de maíz, llanuras abiertas y grandes cielos azules, pero nunca se espera encontrar con un tanque de guerra descomunal.

Eso es lo que exactamente se han encontrado varios conductores mientras viajaban por la I-80. Sin dudas toda una sorpresa que aún sigue siendo un misterio ya que, por el momento, se desconoce el motivo por el que este tanque ha sido abandonado, así como la identidad del conductor y el camión que lo transportaba. Lo que sí se sabe es que este vehículo militar de grandes dimensiones estaba realizando unas maniobras en el estado de California y por alguna razón su viaje se detuvo antes de llegar a Dakota del Sur, lugar al que pertenece.

El tanque que apareció en la ruta abandonado a su suerte es propiedad de la Guardia Nacional de este estado y, según los informes, debería haberse devuelto a su correspondiente base militar tras realizar diferentes ejercicios de entrenamiento en California, tal y como informan desde newscenter1. Todo hace indicar que el camión encargado del transporte tomó una de las incorporaciones de la I-80, lugar donde se ha encontrado el ejemplar, para conectar posteriormente con la I-29 y así alcanzar su destino final lo antes posible. Aparentemente no hay señales de daños o algún tipo de problema, por lo que todo sigue siendo un gran misterio.

Ante las diferentes denuncias de los conductores la Patrulla Estatal de Nebraska no tuvo más remedio que acudir al lugar de los hechos, en una banquina y cerca de la ciudad de Overton en la región centro-sur del estado. El tanque no está equipado con ningún tipo de armas, pero aún así, sigue siendo un vehículo de enormes proporciones y su simple presencia en la autopista puede intimidar a cualquier conductor que lo contemple.