Una gran anécdota: La despedida de Henry Martín a “Cascote” Juárez

El pasado día sábado falleció en San Juan, con 70 años “Cascote” Juárez, su coterráneo y discípulo Henry Martin lo despidió con una gran anécdota.

Henry Martin logró el campeonato del TC 2000 en 1997, Top Race Series en el 2013, a parte de una amplia carrera en el Karting, siendo tres veces subcampeón sudamericano y Campeón Argentino. Además una gran trayectoria en el Turismo Carretera y la Formula Renault.  Su inspiración y referente fue “Cascote” Juárez que además fue director deportivo del Henry Martin Motorsport (2007). Henry  lo despidió con una gran anécdota:

"Hasta siempre querido Cascote. Gracias por todas las alegrías que nos diste a los sanjuaninos cuando hacías doblar la berlina con los picaportes. Recuerdo cuando le ganaste por media trompa en el Zonda a Santángelo, le hiciste la clásica tijera en la horquilla y ganaste una memorable carrera en la última vuelta. En ese entonces te veía muy de lejos, inalcanzable.

Pasaron los años de a poco te fui conociendo y me di cuenta lo generoso y reservado que eras. Fuiste el que me enseñó a manejar en el Zonda. En una carrera del zonal, estaba probando el Fórmula Renault y no la veía ni cuadrada, llegaba a la bajada de la Víbora y no tenía manera de embocar el puente, me baje del auto y fui derechito a donde estabas vos , siempre rodeado de amigos, y te pregunté "cómo tengo que bajar la viborita, no me alcanza la pista", me dijiste, " vení que te explico", subimos a tu cupe Fuego roja, y salimos a fondo, no dijiste una sola palabra, pero trazaste el Zonda como nunca lo había visto. Llegamos a la horquilla y te vi bajar los cambios con una sincronización y solvencia increíble, y ese punta y taco con mocasines y pedalera original que nunca voy a olvidar. Baje de tu auto, me subí al Fórmula y baje casi 2 segundos y pude embocar el puente. Desde ese día en 1986, cada vez que giré en el Zonda, lo hice siguiendo la traza que hiciste con la cupe fuego.

Cascote Juarez

Por ese entonces yo quería ir un poco más lejos, quería salir del zonal y fue la época de las charlas interminables en tu oficina del transporte. Me recibías y empezábamos a charlar, yo te volvía loco a preguntas, hasta que un día me dijiste, "si querés dedicarte al automovilismo, te tenés que ir a vivir a Buenos Aires, Dios está en todos lados pero atiende allá". Y así fue. Partí para Buenos Aires, con una mano atrás y otra adelante y me conseguiste, donde vivir, donde tener el taller, hablaste con amigos tuyos para que me dieran publicidad, fue un gran empujón. Por eso Cascote cuando llegué Campeón en el 97 y vos estabas humildemente saludándome como miles de sanjuaninos, te pedí que te subas a la autobomba conmigo, sos tan grande, que no querías subir, pero logré convencerte y subiste. Vos tenías parte de todo eso.

Pasó el tiempo y me di el gusto de escuchar tu voz en la radio de mi auto, esos consejos de la oficina, ahora los tenía on line en carrera. Fue hermoso compartir esos momentos con vos y disfrutarte en el trabajo en la pista, como en las sobremesas con el equipo. Quise recordarte con algunos de los tantos momentos que me marcaron, fue hermoso conocerte y compartir vivencias con vos".

"Todo mi cariño para tu familia en este difícil momento".

"Gracias por todo, gracias por todo lo que me enseñaste, gracias por todo lo que hiciste por mí, gracias por tu amistad, gracias por tu humildad".

Foto: Uli Perren