Urretavizcaya, el urólogo y la falta de kilos en su TC

Tito Urretavizcaya, en una carrera de TC en Buenos Aires, llevó a un Dr de acompañante. Ambos cuentan la anécdota de la falta de kilos en el auto

Roberto Tito Urretavizcaya es uno de los protagonistas que más carreras disputó dentro del Turismo Carretera. El ex piloto de la ciudad de Chacabuco, en sus más de 300 participaciones, tiene miles de anécdotas para poder contar. Entre esas, el chacabuquense contó cuando llevó de acompañante a un Dr que se bajó en el momento de pesar el auto. Acá la historia:

“Fue una linda anécdota que tuve con el Dr José Luís Montagna. Habías ganado el parcial y en el recinto técnico se armó el lío porque al Chevrolet no daba el peso. Yo no entendía nada porque no había visto la situación. Después me enteré y me generó mucha risa. Por su parte Montagna, especialista en urología y fanático por los fierros, dialogó con Carburando y recordó ese momento que vivió.

“El tema arrancó de la siguiente manera. En una carrera de TC en 9 de Julio lo llamo a Tito, una vez finalizada la carrera, para venga a la parte de atrás de boxes a comer un asado. A los diez minutos estaba con nosotros. En ese tiempo Urreta corría con el Chevrolet del JC. Cuando estábamos almorzando le pregunté cuando me podía llevar de acompañante un par de vueltas porque me quería dar el gusto. Rápidamente me contestó que en Buenos Aires, que era la siguiente fecha, me llevaba. No lo podía creer. Jamás me había subido a un TC. Pasaron unos días y me llamó para ir a probar. Fue una sensación increíble. Recuerdo que en la primera vuelta se mandó un trompo bárbaro. Después de esa prueba hice toda la parte médica y llegó la carrera".

Leer más: Cambió su Chevroler Apache, modelo 64, por un TC 

Correr en Buenos Aires

“Para mi estar ahí fue un sueño, fue sensacional. Recuerdo que el sábado en clasificación llovió, Tito clasificó muy bien, y largamos en la segunda fila de la primera serie. Cuando se largó me acuerdo que yo no veía nada porque llovía. Fue ahí donde terminé de certificar que estos tipos son distintos.

La serie la ganamos. Primero pasamos a Lalo Ramos y después a Guillermo Ortelli. Cuando llegamos a la técnica, yo no sabía ni donde estaba de la felicidad que tenía, nos revisan el auto y comienza el problema. Ponen el auto en la balanza y yo me había bajado del Chevrolet. Cuando miran el reloj, que indicaba el peso, al vehículo le faltaban 80 kilos que eran los míos. El chasista se volvió loco por lo que estaba pasando y no entendía nada hasta que se dieron cuenta que yo estaba afuera. Me metieron del “cogote” al auto y el peso dio perfecto. Al volver a los boxes todo fue festejo. Luego en la final veníamos muy bien pero el Chivo se rompió cuando veníamos tercero o cuarto ".

Leer más: El rastrojero, la peña de los jueves y el amor por el TC

"El otro tema de cargada, para mí, fue cuando el auto quedó tirado y Urreta se bajó para empujarlo y retirarlo de la banquina. Como a mí me habían dicho que no haga nada sin que me digan nunca me bajé. Me quedé arriba y Tito hizo toda la fuerza. Como esa imagen se vió en la TC todos me gastaron por no colaborar con la situación”.

Leer más: Ganó dos finales en el TC y hasta fue acompañante de Mouras

 

Más de 40 acompañantes

“José Luís fue uno de los 46 acompañantes que lleve y que tuvo la suerte de ganar una serie en su primer compromiso. Los otros dos que también tuvieron esa suerte fueron Ariel Goicochea que ganó en Bolivar y Luis Oyuela en Mar de Ajó. Los últimos dos lo hicieron en una final y Montagna en la serie.

Dos mujeres en la butaca derecha

“Lleve dos mujeres de acompañante. Una fue Graciela Nicieza y la otra fue Florencia Nardelli que pertenecía a una empresa que me apoyaba. Se asustó un poco pero corrió toda la carrera”.

Leer más: Dejaba el campo para ir a correr y ganó una final de TC