Vettel cerró un fin de semana para el olvido en Bahréin

Sebastian Vettel tuvo un domingo para el olvido en Bahréin y se volvió a su casa con cinco puntos de sanción en la licencia.

Luego de ser sancionado con cinco puestos y tres puntos en su licencia por no respetar las banderas amarillas en el despiste de Nikita Mazepin en la clasificación del Gran Premio de Bahréin. Sebastian Vettel tuvo una jornada de domingo para el olvido, ya que recibió diez segundos de penalización y dos unidades en su carnet por el golpe a Esteban Ocon en la carrera.

Vettel peleaba con Ocon a 13 vueltas para el final. El francés lo superó en la recta ayudado por el DRS, pero el alemán calculó mal la frenada y tras defender la cuerda y volver a la trazada ideal, le pegó de atrás al Alpine.

Aunque ambos protagonistas pudieron seguir en carrea, los comisarios le impusieron al cuatro veces campeón del mundo 10 segundos de sanción y otros dos puntos en su licencia. Así, Vettel, que terminó 15º, se fue de Bahrein con 5 puntos en su carnet, de 12 posibles en 12 meses.

 


"Pensé que él seguiría recto y luego volvió a la izquierda. Estaba justo delante de mí y entonces bloqueé, así que probablemente fue mi culpa. Hablé con él luego y estuvimos de acuerdo en que no va más allá", señaló Vettel.

 


Cuando le consultaron por las dos sanciones que recibió en su primera carrera con Aston Martin, Vettel aceptó que no fue su mejor fin de semana: "No ha sido el mejor fin de semana, ni el que estábamos buscando. Pero muchas cosas que aprendimos de la carrera necesitamos solucionarlas. Veremos lo rápido que podemos arreglarlas, pero no me encuentro a gusto en el coche, hay muchas cosas que me hacen sufrir y no poder concentrarme al 100% en la conducción".