Violeta Pernice y su visión del Automovilismo que viene en Brasil

Violeta Pernice se casó con Marcos Laborda el 10 de Marzo en Capital Federal, regresaron a Brasil y ahora, esperan por el desarrollo de la actividad automovilística.

Violeta Pernice está casada desde el 10 de Marzo con el Ingeniero Argentino Marcos Laborda y residen en Americana, aproximadamente a 120 Kilómetros de San Pablo. Luego del casamiento, que fue en Capital Federal, regresaron a Brasil justo,  con la declaración de Pandemia en la República Argentina. Ellos cumplen con el aislamiento en Brasil,  ya que su esposo continúa con sus obligaciones profesionales con asistencia al equipo Blau Motorsport , que participa en Stock Car.

  • Te puede interesar: García Remohí: "El problema es la movilidad, el país está cortado"
  • Brasil es el segundo país con más casos de Coronavirus en el Mundo (905.000) y las muertes por el virus supera las 44000 personas. En concordancia con las cifras oficiales Violeta comentó que su preocupación pasa por el gran número de contagios aunque,  donde reside (Americana) hay un poco más de 200 infectados y no más de 13 fallecidos.

    Consultada sobre la asignación como Comisario Deportivo para este año comenta: “En Brasil hay un sistema donde todos los Comisarios Deportivos a lo largo del año asisten a todas las Categorías por lo tanto,  no hay una específica asignada para el desarrollo de la actividad. Puede ser Stock Car, Turismo Nacional, Copa Truck, Posche Cup es decir,  nunca se mantiene el mismo staff”.

    Pernice

    Lentamente se reestablece la práctica del automovilismo en Brasil, a través de estas pruebas comunitarias que lleva adelante Stock Car, en ese sentido aporta: “Comenzaron las pruebas en Curitiba y Velo Cittá, esta actividad estaba prevista para el mes de Marzo y ahora,  se llevan adelante bajo estrictos protocolos sanitarios con el objetivo, si se puede,  de lograr la autorización para comenzar los campeonatos sobre el último fin de semana de Junio o el primero de Julio”

    Finalmente y sobre su visión para lo que viene concluyó: “Va a ser un 2020/21  difícil para el automovilismo y la economía mundial, todos necesitamos que vuelva a la normalidad. Acá en Brasil,  se estima y comenzaron a hacer previsiones porque las Categorías se van a superponer con sus eventos durante varios fines de semana. Así que la Confederación Brasileña de Automovilismo está trabajando sobre diferentes alternativas”.