Volkswagen ensaya con un robot para carga de autos eléctricos

Diseñan un robot autónomo para la carga de autos eléctricos con tecnología de comunicación inalámbrica solo para autos. Está en fase de pruebas.

Volkswagen apuesta por este novedoso sistema como opción para la carga de autos eléctricos en Europa, Asia y Norteamérica. Los aparatos funcionan gracias a la tecnología de comunicación V2X (un sistema de conexión inalámbrica solo para autos) que permite que el robot pueda dirigirse de forma autónoma al vehículo que necesita carga y además comunicarse con él. Además todo el proceso se realiza de forma automática, sin intervención del conductor, desde la apertura de la solapa de la toma del vehículo hasta la conexión del enchufe y su desacoplamiento.

Lo novedoso del sistema es que el robot transporta un dispositivo de almacenamiento de energía que permanece con el vehículo durante todo el proceso de carga. El robot, mientras tanto, repite la operación con otros vehículos eléctricos. Por último, una vez completado el servicio de carga, recoge el dispositivo de almacenamiento de energía y lo lleva de vuelta a la estación de carga principal.

Por el momento, en fase de pruebas

Así lo explica Mark M'ller, Jefe de Desarrollo de Volkswagen Group Components "El robot de carga móvil provocará una revolución a la hora de cargar en diferentes parkings, como aquellos de varias plantas, plazas de estacionamiento y estacionamientos subterráneos, ya que llevamos la infraestructura de carga al auto y no al revés. Con esto, estamos fabricando casi todos los estacionamientos eléctricos, sin medidas de infraestructura individuales complejas",

Por el momento el sistema está en fase de pruebas–no hay fecha concreta para su comercialización– resume Mark M'ller "Es un prototipo visionario, que se puede hacer realidad con bastante rapidez, si las condiciones generales son correctas".

Los acumuladores tienen una capacidad de carga de 25 kWh cada uno.

Este dispositivo se basa en un robot compacto y autónomo, así como dispositivos de almacenamiento de energía flexibles y bastante ligeros, también conocidos como vagones de batería. Cuando están completamente cargados tienen una capacidad de 25 kWh cada uno.

Un robot de carga puede mover varios vagones de batería al mismo tiempo. Cuando se llama a través de la aplicación o la comunicación V2X, éste lleva el dispositivo de almacenamiento de energía al vehículo eléctrico y lo conecta de forma autónoma. El dispositivo permite una carga rápida de CC con hasta 50 kW.

Menos complejidadRobot para carga de eléctricos

El robot está equipado con cámaras, escáneres láser y sensores ultrasónicos que le permiten llevar a cabo el proceso de carga de forma completamente autónoma, pero también moverse libremente en la zona de aparcamiento, reconocer posibles obstáculos y reaccionar a estos. Dependiendo del tamaño de la zona de estacionamiento o del estacionamiento subterráneo, se pueden emplear simultáneamente varios robots de carga para que varios vehículos puedan ser atendidos.

El robot de carga móvil se puede utilizar de varias maneras. No es sólo un brazo robótico que conecta un auto a una estación de carga fija, ya que dada su movilidad, los conductores tienen la opción de estacionar en cualquier espacio disponible, independientemente de si una estación de carga es gratuita o no.

Además, el diseño compacto del robot de carga es perfectamente adecuado para su uso en áreas de estacionamiento restringido sin infraestructuras de carga, como estacionamientos subterráneos. Se evita así por ejemplo la ocupación de la plaza para eléctricos por usuarios sin este tipo de vehículos.