Y ahora, Santero tiene su posibilidad

Julián Santero le sacó ventaja a Matías Rossi en el campeonato. A dos fechas del final, el guardaespladas ahora debería pasar a ser un custodiado

Matías Rossi fue más que claro al dar su punto de vista de lo que sucedió en San Juan. Recordemos que el referente de Toyota decidió no correr la final de Villicum por no estar de acuerdo con el procedimiento que se realizó al ser sancionado en la carrera clasificatoria. Para el piloto de Del Viso el campeonato de Súper TC 2000 ya no está dentro de sus posibilidades. Se perdieron muchos puntos y eso lo alejó de la punta del torneo. Luego de haber manifestado el viernes pasado en el autódromo de Rosario que se terminaron sus chances, el panorama dentro de la estructura que conduce Darío Ramonda seguramente cambiará. De guiarnos por la lógica debería ser así. Es Julián Santero, a partir de ahora, quien deberá salir en búsqueda de la corona. Será el mendocino quien tendrá el acompañamiento de sus compañeros. Entre ellos, impensado, el de Matías Rossi. El Misil será el guardaespaldas de un Santero que merece su oportunidad. Si bien entre ambos es poca la diferencia de puntos, está más que claro que a dos fechas del final el que está mejor posicionado es al que hay que ayudar y apoyar. Y hoy es Julián.

Durante el desarrollo de la final de Rosario los Toyota lucharon en pista y Rossi y Santero se encontraron y pelearon por una posición. Todo fue lícito pero algunos quedaron sorprendidos porque el campeón no le cedió de manera fácil el lugar. Los próximos compromisos serán en Alta Gracia y en Buenos Aires y el joven de Mendoza saldrá con el objetivo de poder lograr la máximoa aspiración. El Corolla Nº 68 está ante una gran oportunidad y no debe desaprovecharla. Lo complejo es que tiene adelante rivales duros como Agustín Canapino y Leonel Pernía pero lo bueno es que ya no debería tener el rival interno y tendría que contar con todo el apoyo.