Alonso puso en duda su participación en el próximo Dakar

Se cumple un año de su primer entrenamiento para el Dakar. Sin embargo, no sabe si lo hará en 2021. “Ahora es difícil pensar en correr en esta situación”.

Hoy se cumple un año del primer entrenamiento con miras al Dakar por parte del español Fernando Alonso. Finalmente participó con Toyota Gazoo Racing en Arabia Saudita y cumplió con el sueño de debutar en la carrera más exigente del mundo. Sin embargo ahora pone en duda su continuidad, debido a la inactividad producto de la pandemia producida por el Coronavirus.

Alonso participa frecuentemente en videollamadas a través de las redes sociales con colegas. Así como hace unos días dialogó con el brasileño Rubens Barrichello y se refirieron a la posibilidad de  correr juntos en los 200 Kilómetros de Buenos Aires, de Súper TC2000, también lo hizo con otros competidores.

Aislado en su casa, Alonso habló en las últimas horas con Albert Llovera y Nasser Al-Attiyah, competidores del Dakar. En esos diálogos, precisamente con el qatarí, Alonso mencionó al posibilidad de no competir en el próximo Dakar.

“Lo voy a decidir después del verano, porque se ha postergado todo, incluso el nuevo reglamento de la Fórmula 1 hasta 2021, y necesito considerar si hago o no el Dakar el próximo año. Si no corro el año próximo, lo haré el siguiente”, deslizó Alonso.

Sobre esta situación, en medio de la pandemia que tanto azotó a España, y sin actividad, el ex campeón de Fórmula 1 indicó: “No es fácil encontrar la motivación para hacer deporte en casa, sólo se puede hacer mantenimiento y trabajo en colchoneta y ni siquiera cuello, porque en el óvalo de Indianápolis vas con la cabeza apoyada constantemente y no sufre en exceso, pero importa poco todo, aparte de que estemos bien en casa.

Aprovechó Alonso para generar conciencia e invitar a someterse al aislamiento para enfrentar al Coronavirus: “Cuanto antes nos protejamos, antes acabará todo. Hasta que no pase todo, no hay muchas ganas tampoco de correr o de pensar en poner una funda a un casco y salir a lo loco a hacer carreras".

El piloto asturiano de Toyota, tras vencer dos veces en Le Mans y proclamarse Campeón del Mundo de Resistencia, se puso al volante del Hilux Dakar de Toyota Gazoo Racing por vez primera en un test exclusivo en el mítico desierto del Kalahari.

Alonso llevó a cabo durante todo 2019 un intenso programa de preparación de cara al Dakar 2020, su debut en el rally más duro del mundo.