Benavídes: “Soporté muy bien físicamente la altura”

El nuevo líder de la clasificación general en motos, el argentino Benavídes, comenta por qué es el puntero del Dakar en su primera mitad.

Llegó con la moto a la Escuela Militar de La Paz y de inmediato se bajó de la Honda y se metió en su pequeño motorhome. Buscaba refugio y calor. Por momentos tiritaba, a tal punto que no podía quitarse las botas ni los pantalones que están por encima de las calzas. Sin embargo, Kevin Benavídes eclipsaba esas muestras de sacrificio por el resultado de la 6ª etapa, que no la ganó, pero lo depositó en la punta del Dakar 2018 en motos.

“Estoy muy contento. Es más de lo esperado a esta altura. Esto otorga una fuerza anímica muy importante. No se ganó nada aún. Todavía queda la otra mitad. Pero estoy muy contento por todo lo realizado hasta ahora”, comentó el piloto salteño, que fue segundo en la etapa que unió Arequipa, Perú, con La Paz, Bolivia.

La etapa la ganó el francés Antoine Meo (KTM), y Benavídes llegó segundo, a 30 segundos. “Hoy hizo mucho frío y lluvia. Fue una etapa muy intensa. Y además fue muy difícil para el físico. Pero eso me pone muy bien, porque superé un escollo importante, como es el clima y la altura. Estuve muy buen físicamente en la altura”, indicó el argentino.

“La moto respondió muy bien. No tuve inconvenientes. En la etapa de ayer sólo sufrií un inconveniente con la bomba de combustible, hasta que me di cuenta de una falla en un conector. Lo arreglé y seguí hacia adelante”, explicó el argentino, que agregó: “Esto de quedar adelante en la clasificación general no es por lo de hoy. En realidad es la consecuencia del trabajo hecho durante todas las etapas”.

La actividad, después de la jornada de descanso de mañana, se reactivará el sábado, con la 7a etapa, entre La Paz y Uyuni, en Bolivia.